El acusado por el crimen de Cristofer Espinoza aceptó su culpabilidad

El joven acusado como autor material del crimen ocurrido en el barrio Los Sauces fue declarado culpable por homicidio agravado por el uso de arma de fuego.
Fiscalia

El joven acusado como autor material del crimen ocurrido en el barrio Los Sauces fue declarado culpable por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Fue en el marco de un procedimiento abreviado parcial y se deberá avanzar en la cesura para determinar la pena.

De la audiencia, presidida por un tribunal colegiado participaron el fiscal del caso, el abogado de la querella, los padres de la víctima y los abogados de los dos acusados en el proceso.

Según la teoría del caso de la fiscalía, el hecho ocurrió el 29 de septiembre entre las 17:30 y las 18 cuando el acusado se encontraba junto a otra persona en el puente que da ingreso al barrio, teniendo en su poder un arma de fuego calibre 9 milímetros.

En esas circunstancias observaron a Cristofer Espinoza salir de su casa y en base a un conflicto anterior que habían mantenido, le disparó con una pistola que portaba sin la debida autorización legal. La víctima intentó refugiarse en unos pastizales, circunstancias en las cuales el acusado se acercó hasta ese lugar y disparó impactando un proyectil en la cabeza de la víctima.

Producto de esas heridas, Espinoza falleció mientras era trasladado al hospital local. La calificación penal del caso es la de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de guerra.

En el día de la fecha se avanzó en un procedimiento abreviado parcial, en el cual el acusado aceptó su responsabilidad en el hecho y la calificación legal en la cual el Ministerio Público Fiscal encuadró el caso.

A la confesión del imputado se agregan declaraciones de testigos presenciales del hecho y de otras personas que aportaron información de contexto sobre el conflicto previo, los trabajos realizados por la Brigada de Investigaciones de la Policía, de la unidad operativa para la investigación fiscal del Ministerio Público y el Cuerpo de Investigación Forense del Poder Judicial.

El fiscal destacó que a partir de la pericia armera realizada por el Gabinete de Criminalística, se pudo determinar que el arma de fuego secuestrada en la investigación era la que había disparo el autor de las lesiones de Espinoza.

Tanto la fiscalía, como la querella particular que representa a los padres de Espinoza, manifestaron no tener oposiciones en la modalidad de juzgamiento, al igual que la defensa técnica que asiste al principal acusado.

El monto de la pena de deberá debatir en un audiencia de cesura la cual será fijada en las próximas semanas. Se aclara que respecto del segundo acusado – quien está imputado como partícipe necesario – se deberá realizar una audiencia de un control de acusación para posteriormente avanzar en un debate oral y público.

El Tribunal Colegiado que dirigió la audiencia adelantó que homologarían la modalidad de juzgamiento y habilitaron el avance del proceso a la audiencia de imposición de pena. Una vez cumplido esta etapa, se dictará la correspondiente sentencia.

Te puede interesar