la segunda seguros

Científicos del Conicet investigan una técnica para dirigir las terapias contra el cáncer

"Permite ver dentro de los tumores y observar muchas cosas diferentes a la vez. Ayuda a entender cómo el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunológico) interactúa con el cáncer; y a saber si ciertos tratamientos pueden funcionar mejor para algunas personas", indicó a Télam Nicolás Gonzalo Núñez, investigador del Conicet.
Científicos del Conicet

Científicos del Conicet en la Universidad Nacional de Córdoba investigan con una técnica denominada "Inmunofluorescencia Multiplex Cuantitativa" que realiza un estudio muy detallado del tejido de un tumor, lo que permitiría mejorar la comprensión sobre cómo interactúa con el sistema inmune, identificar marcadores que indican cómo se desarrollará la enfermedad en la persona y evaluar si es candidata a una terapia.

"La técnica permite ver dentro de los tumores y observar muchas cosas diferentes a la vez. Esto ayuda a entender cómo el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunológico) interactúa con el cáncer. También ayuda a saber si ciertos tratamientos pueden funcionar mejor para algunas personas", indicó a Télam Nicolás Gonzalo Núñez, investigador del Conicet en el Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (Cibici), de doble dependencia entre el Conicet y la Universidad Nacional de Córdoba.

La "Inmunofluorescencia Multiplex Cuantitativa" (IF-MCD) se basa en la inmunofluorescencia, un método que permite la visualización de moléculas específicas en muestras biológicas.

"La técnica funciona mediante el uso de anticuerpos marcados con sustancias fluorescentes que emiten luz de colores distintos al ser excitados por ciertas longitudes de onda de luz. Esto nos permite detectar y mapear simultáneamente varias moléculas de interés en una muestra de tejido bajo un microscopio especializado", describió.

La IF-MCD amplía las capacidades de la inmunofluorescencia convencional al permitir la detección y cuantificación de múltiples biomarcadores de manera simultánea: "Esto significa que podemos comprender con mayor detalle y precisión cómo interactúan y se comportan diferentes tipos de células en un tejido específico; comparado con las otras técnicas donde se puede averiguar un marcador por muestra, este aparato nos brinda ocho marcadores", detalló Núñez.

Dicho de otro modo, con el tejido obtenido del tumor -ya sea en una biopsia o en una operación- el microscopio permite visualizar diferentes tipos de células del sistema inmunológico que hayan infiltrado el tumor, cada una con un color diferente; así, por ejemplo, si se detectan grandes cantidades de CD8 se puede saber que ese paciente es candidato a responder un tipo de inmunoterapia.

"Si bien podría utilizarse para cualquier tipo de tumor, por el momento nuestra investigación se focaliza en evaluar el tratamiento con inmunoterapia utilizado en el tratamiento del melanoma y el cáncer de pulmón", señaló Núñez, quien es además Profesor Adjunto en el Departamento de Bioquímica Clínica de la FCQ-UNC.

Y añadió: "El trabajo consiste en identificar esos marcadores que pueden ser predictivos del desarrollo de la enfermedad y de la respuesta a los tratamientos y para ampliarlo a otros tipos de cáncer se necesitaría validar con cohortes grandes de cada tumor".

El melanoma es uno de los tipos más frecuentes de cáncer de piel (5% de los casos), se origina en los melanocitos (células que producen el pigmento) y constituye el tipo más peligroso.

Por su parte, el cáncer de pulmón es la primera causa de muerte por tumores en Argentina, y apenas el 20% de los pacientes son diagnosticados en estadios tempranos; en los casos que reciben un diagnóstico precoz la chance de curarse asciende hasta el 90% pero la mayoría recibe el diagnóstico en etapas avanzadas, cuando esa chance es menor al 10%.

En relación a los tratamientos, la inmunoterapia (estimulación de las defensas propias del organismo) viene creciendo como alternativa terapéutica para muchos tipos de cáncer, así como el desarrollo de tratamientos cada vez más personalizados basados en una mayor comprensión de los mecanismos de cada tumor, una búsqueda en la que se inscribe el proyecto de IF-MCD.

"En este momento ya contamos con el equipo necesario, acceso a las tinciones estandarizadas y el conocimiento requerido para realizar los análisis. Una vez que podamos validar los resultados, esperamos recibir muestras hospitalarias", indicó.

"Esta técnica podría tener un impacto tanto en el diagnóstico, al permitir una mejor comprensión de los tumores, como en la investigación para desarrollar tratamientos más específicos para cada paciente con cáncer. En resumen, beneficia tanto al diagnóstico como a las terapias personalizadas", concluyó.

En septiembre, el proyecto de "Inmunofluorescencia Multiplex Cuantitativa" (IF-MCD) fue el ganador del Premio Merck-MinCyT-Conicet de innovación en Ciencias de la Salud, edición 2023, que además del reconocimiento le brinda al grupo cinco millones de pesos de financiamiento.

El concurso -que cuenta con el apoyo de la Embajada de la República de Alemania en Argentina- tiene como objetivo estratégico apoyar la ciencia argentina para el bien común de la sociedad y el avance de la tecnología en el territorio nacional.

Te puede interesar