OMS advierte que el cambio climático favorece el aumento de dengue, chikungunya y zika

"El cambio climático ha tenido un papel clave al facilitar la propagación de los mosquitos vectores", declaró Raman Velayudhan, experto de la organización.

Internacionales 06/04/2023
dengue

La Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió este miércoles que el dengue y otras enfermedades causadas por virus transmitidos por los mosquitos se propagan mucho más y más lejos bajo el efecto del cambio climático, y anunció que teme repuntes mundiales.

Asimismo, alertó sobre el aumento de casos de dengue y chikungunya, y que "habrá nuevas epidemias de zika".

Estas tres enfermedades se deben a los arbovirus, es decir los virus transmitidos al hombre a través de mosquitos del tipo Aedes, apuntó la agencia de noticias AFP.

"El cambio climático ha tenido un papel clave al facilitar la propagación de los mosquitos vectores", declaró Raman Velayudhan, experto de la OMS en dengue y arbovirus.

Con su colega Diana Rojas Álvarez, a cargo de la lucha contra el chikungunya y el zika, instaron a actuar rápidamente para frenar la propagación de mosquitos, ante los riesgos de repuntes más allá de las zonas históricas de transmisión.

"El dengue es endémico en 100 países, pero representa una amenaza para otros 29. El número de casos ha aumentado de forma exponencial estos últimos años, pasando de medio millón en 2000 a 5,2 millones en 2019, precisó Velayudhan.

En tanto, "el chikungunya, detectado hasta ahora en 115 países desde su descubrimiento en los años 1950, registra un aumento espectacular en la región de las Américas, advirtió Rojas Álvarez.

"Desde enero, se han señalado unos 135.000 casos en este continente, frente a los 50.000 durante el primer semestre de 2022", concluyó.(Télam)

Te puede interesar
Lo más visto
ypf unco

YPF donó equipos tecnológicos a la UNCo

Regionales 24/02/2024

El material se entregó este jueves durante un acto presidido por la rectora Beatriz Gentile y el vicerrector Paúl Osovnikar. Participó la intendenta Roxana Fernández y Mario Figueroa, de la Secretaría de Energía y Ambiente de Río Negro.