FBU_1140x100px

Reclamos salariales de policías, profesionales de la salud pública y docentes en Río Negro

Trabajadores de la salud pública y docentes de la provincia, junto a familiares de policías activos y jubilados, realizaron reclamos salariales en distintos puntos de la ciudad de Viedma que incluyeron un acampe frente a la Jefatura provincial de la fuerza como también protestas frente al Ministerio de Salud y al Consejo Escolar.
UNTER

Trabajadores de la salud pública y docentes de la provincia, junto a familiares de policías activos y jubilados, realizaron reclamos salariales en distintos puntos de la ciudad de Viedma que incluyeron un acampe frente a la Jefatura provincial de la fuerza como también protestas frente al Ministerio de Salud y al Consejo Escolar.

En el caso de los policías, los manifestantes exigieron el reconocimiento del Consejo de Bienestar Policial de Río Negro (Cbprn) más una actualización salarial mínima de $120.000, un monto superior a los ítems salariales que definió hace unos días el gobierno provincial.

En la concentración frente a la Jefatura de la policía, los voceros de la protesta reclamaron que el jefe de la fuerza, Armando Osvaldo Tellería, "se haga responsable de esta situación que obliga a la familia policial a exponerse en la calle". "Nuestra dignidad no nos permite irnos a la casa sin que dé la cara", añadieron.

"Hay que tener dignidad, cuando uno no puede solucionar las cosas tiene que dar un paso al costado", apuntaron.

La semana pasada, la gestión provincial de Arabela Carreras anunció la recomposición del salario para todos los escalafones y agrupamientos de la policía y del Servicio Penitenciario provincial, en los que el piso mínimo salarial será de $65.000 para los aspirantes administrativos y de $85.000 para los aspirantes del escalafón seguridad.

Según la información oficial, la recomposición tendrá carácter permanente, remunerativo y bonificable; se aplicará "con la liquidación de los sueldos de mayo, a pagar en junio" y permitirá que "un agente ingresante del escalafón seguridad sin vivienda" pase a percibir "un piso mínimo de $85.000", mientras que "un agente ingresante técnico administrativo sin vivienda" cobrará un mínimo de $65.000.

Por su parte, "los agentes ingresantes al Servicio Penitenciario también pasarán a cobrar un piso mínimo de $85.000", se informó.

Asimismo, "se estableció que los futuros aumentos que se definan para los trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública se trasladarán directamente a los salarios policiales y penitenciarios, como ocurre habitualmente".

Por su parte, los docentes que integran la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro (Unter), se movilizaron esta mañana hasta el Consejo Escolar para entregar un petitorio en protesta por descuentos que el gremio considera "indebidos" y marcharon por las calles de Viedma mientras cumplían la segunda jornada de paro que iniciaron el último viernes.

"El acatamiento alcanza un 98% en toda la provincia, queremos que el Gobierno provincial nos llame a una paritaria que responda a los pliegos que venimos sosteniendo desde el mes de febrero", señaló a Télam la secretaria general de Unter en la capital rionegrina, Isabel Barrera.

A la vez, los afiliados de la Asociación Sindical de Salud Pública de Río Negro (Asspur), se manifestaron frente al Ministerio de Salud rionegrino, donde reclamaron que la gobernadora reciba a la organización sindical, cuyas autoridades aseguran contar "con el aval de 3.000 compañeros de 7.500 que somos en toda la provincia", según planteó a Télam la secretaria general Cecilia Mulally.

"Nuestro tramite de simple inscripción marcha en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación. Nos fundamos con el aval de 3.000 compañeros de 7.500 que somos en toda la provincia. Es indiscutible la representatividad que tiene Asspur sobre nuestro sector", remarcó Mulally, y advirtió que el sindicato rechazó "la pauta de incremento de un 24% en los salarios, los bonos en negro, los descuentos indebidos de guardias y horas extras y las malas liquidaciones".

"Reclamamos un salario en blanco porque cobramos más del 60% del sueldo en negro, y que se tome la determinación de crear un ambiente idóneo para una paritaria general, con legítimos representantes", insistió la gremialista.

Y agregó: "El reclamo no solo tiene que ver con lo salarial y las condiciones laborales, sino también con el derecho a la salud pública, que hoy el Estado de Río Negro no está garantizando".

En paralelo a las movilizaciones a la cartera de Salud y al Consejo Escolar, el ministerio de Trabajo de Río Negro convocó a paritarias al Ministerio de Educación provincial y al gremio docente Unter para el próximo martes 10 a las 10 en la sede de ese organismo estatal.

Además, "fue convocada una nueva reunión del Consejo de la Función Pública que integran el Gobierno y los gremios estatales, también para el martes a la misma hora", se informó desde la cartera laboral.

Te puede interesar