Usan insectos estériles fríos para el control preventivo de la mosca de los frutos en Río Negro

Regionales 22 de octubre de 2020
La mosca de los frutos es considerada una de las plagas de mayor importancia económica para la producción frutihortícola de la Argentina, debido a los daños que produce en la fruta.
Fruticultura

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) puso en marcha en Río Negro un plan de control preventivo para combatir la mosca de los frutos, que contempla el uso de una especie de mosca macho, que es previamente esterilizada y enfriada, que es liberada desde aviones, con el objetivo de controlar a esta plaga que afecta los frutos de la zona productiva en el Alto Valle.

La mosca de los frutos es considerada una de las plagas de mayor importancia económica para la producción frutihortícola de la Argentina, debido a los daños que produce en la fruta y a las mermas económicas asociadas.

"El método del adulto frío para la Técnica del Insecto Estéril (TIE), implica un salto de calidad ya que se obtiene una mayor competitividad y eficiencia del insecto liberado debido a que es sometido a menor estrés y tiene mejores condiciones de hidratación y alimento hasta su liberación", explicó el director nacional de Protección Vegetal del Senasa, Diego Quiroga.

El control preventivo con la nueva técnica permitirá mantener el estatus fitosanitario reconocido tanto a nivel nacional internacional y de ese modo, la Argentina se convierte en el primer país de América del Sur, y el quinto a nivel mundial junto con México, Guatemala, Estados Unidos y Croacia, en poner en funcionamiento este sistema de liberación del adulto frío.

La "Técnica del Adulto Frio" se hizo extensiva a la principal región productora de peras, manzanas y cerezas de la Patagonia.

Con ese objetivo el Estado Nacional realizó un aporte de 40 millones de pesos que permitió reforzar la producción de moscas estériles y la implementación de esta tecnología como método preventivo de control en las áreas libres de la Argentina.

El coordinador de Protección Vegetal del Centro Regional Patagonia Norte del Senasa, Esteban Rial, explicó que "los aviones volarán desde la localidad de General Alvear, en Mendoza, donde se encuentra el Centro de Empaque de Adulto Frío del Iscamen hasta el Alto Valle rionegrino, con los ejemplares estériles adormecidos por el proceso de enfriado y colocados en cajas de liberación".

"La liberación aérea de insectos estériles se realizará sobre un total de 12.300 hectáreas del Alto Valle con dos vuelos semanales", precisó el especialista.

Te puede interesar