YouTube y la protección al menor: nuevas medidas contra videos de armas

Cómo proteger a la niñez del contenido violento. La importancia de regular el acceso más allá de las políticas comerciales. La voz de una experta.

Tendencias - Vida y Ocio 23/06/2024
niños tablet notebook

En la era digital, el acceso a la información es más fácil y rápido que nunca. Los niños y adolescentes, nativos digitales, navegan por un océano de contenido que puede influir profundamente en su desarrollo. Entre la multitud de videos y publicaciones, la presencia creciente de contenido relacionado con armas de fuego es una amenaza latente. Este tipo de material, fácilmente accesible en plataformas como YouTube, puede tener efectos nocivos significativos, fomentar actitudes agresivas y una desensibilización hacia la violencia.

La preocupación por el impacto de estos contenidos no es nueva, pero la respuesta de las plataformas digitales es históricamente lenta y poco efectiva. Sin embargo, YouTube acaba de dar un paso importante al implementar nuevas restricciones que buscan proteger a los menores de edad. Esta política, recientemente introducida, prohíbe el acceso de menores a videos destinados a la venta de armas de fuego o que brinden instrucciones sobre cómo fabricarlas, incluyendo municiones y accesorios. La intención es clara: evitar la proliferación de información que pueda contribuir a la posesión ilegal o uso irresponsable de armas.

Si un usuario sube este tipo de contenido, será eliminado y se le notificará a través de su correo electrónico. Las URL infractoras publicadas en el video o en sus metadatos también pueden causar la eliminación del video. Si es la primera infracción del usuario, recibirá solo una advertencia sin penalización para su canal. No obstante, si se cometen tres infracciones en un plazo de 90 días, YouTube cancelará el canal automáticamente.

La medida de YouTube responde a la creciente evidencia de que la exposición a contenido violento puede tener consecuencias severas en la mente en desarrollo de niños y adolescentes. Diversos estudios señalan que el consumo regular de contenido violento está asociado con un aumento en la agresividad, la desensibilización hacia la violencia real y la percepción distorsionada de la realidad. Cuando los jóvenes se enfrentan repetidamente a imágenes y narrativas que glorifican el uso de armas, existe el riesgo de que normalicen estas conductas, percibiéndolas como aceptables o incluso deseables.

Padres en alerta

En diálogo con la Agencia de Noticias Científicas de la Universidad Nacional de Quilmes, la psicóloga Miriam Bustamante, miembro del Colegio Estudios Analíticos, con amplia experiencia en la práctica psicoanalítica con niños y adolescentes, explica que la supervisión activa y la educación sobre el uso responsable de plataformas digitales son herramientas esenciales para proteger a los menores.

Entre las recomendaciones destacadas por Bustamante, se incluye la importancia de enseñar a los niños a respetar las diferencias y a discernir entre comportamientos aceptables y nocivos. “Es importante ayudar, durante el crecimiento, a respetar las diferencias. Es decir, a que puedan diferenciar que no todo es lo mismo. Por eso, el uso de las armas tiene que estar restringido, porque no da lo mismo usar un arma que no usarla”, dice.

Para los padres, esto significa establecer límites claros y consistentes sobre el tipo de contenido accesible a sus hijos, así como fomentar actividades alternativas que canalicen la energía y la curiosidad natural de los menores hacia pasatiempos saludables y constructivos. “La práctica de deportes, el involucramiento en juegos creativos y la participación en actividades comunitarias son excelentes formas de fomentar un desarrollo equilibrado y positivo”, asegura la especialista.

Con todo, la responsabilidad compartida entre la plataforma, los padres y los educadores es vital para asegurar un entorno digital más seguro y saludable.

Por María Ximena Perez - Agencia de Noticias Científicas de la UNQ.

Te puede interesar
Lo más visto