Sexta audiencia del juicio Escuelita VIII en Neuquén contra exjuez y exfiscal

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF) de Neuquén concretó este jueves la sexta audiencia del juicio “Escuelita VIII”, en la que continuaron las declaraciones de testigos por las actuaciones del exjuez federal Pedro Laurentino Duarte y el exfiscal federal Víctor Marcelo Ortiz, acusados por crímenes de lesa humanidad cometidos en la región durante la última dictadura cívico militar.

Regionales 02/02/2024
La Escuelita de Neuquén

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF) de Neuquén concretó este jueves la sexta audiencia del juicio “Escuelita VIII”, en la que continuaron las declaraciones de testigos por las actuaciones del exjuez federal Pedro Laurentino Duarte y el exfiscal federal Víctor Marcelo Ortiz, acusados por crímenes de lesa humanidad cometidos en la región durante la última dictadura cívico militar.

La audiencia comenzó pasadas las 15.30, con la declaración de Dora Seguel, secuestrada el 14 de junio de 1976, cuando tenía 16 años, en el CPEM 6 de la localidad neuquina de Cutral Có donde cursaba el secundario.

La mujer contó con detalles cómo fueron sus inicios en la militancia y cómo fue su detención, y la de dos de sus hermanas, Argentina y Arlene.

Argentina fue detenida en la ciudad de Neuquén, el mismo día de la detención de Dora, y ambas fueron trasladadas al centro clandestino de detención “La Escuelita” de Bahía Blanca, previo paso por la U9 de la capital neuquina.

Tras una semana de cautiverio, en donde sufrieron agresiones físicas y violaciones, las dos fueron liberadas.

En tanto, Arlene, quien fue secuestrada el 12 de junio de 1976, cuando tenía 21 años, aún continúa desaparecida.

El 9 de diciembre de 2021, después de 45 años, se condenó a cadena perpetua a los 11 militares denunciados por Dora y su hermana Argentina como responsables de violación sexual como método específico de tortura, marcando un precedente en toda la región.

Al finalizar su declaración, la mujer manifestó que “pasaron 47 años, seguimos sin saber dónde están nuestros seres queridos, son muchos compañeros que desaparecieron ¿Dónde están? Necesitamos saber”.

“Son muchos años de mucha espera sin respuesta. Ustedes tienen la posibilidad que se haga justicia y eso es lo que espero de este tribunal”, concluyó Seguel dirigiéndose a los jueces del TOF, María Paula Marisi, Alejandro Silva y Sebastián Foglia (este último participó de la audiencia a través de zoom).

Luego, brindó su testimonio Juan Manuel Pincheira, hijo de Miguel Ángel Pincheira, detenido el 14 de junio de 1976 en su casa de Cutral Có.

Juan Manuel contó cómo fue el secuestro de su padre, de acuerdo con lo que le contó su madre, debido a que Juan Manuel tenía un año y dos meses de vida cuando ocurrió la detención, y refirió cómo la acompañó en la búsqueda.

Miguel Ángel Pincheira fue trasladado a las cárceles federales de Neuquén, General Roca (Río Negro), Rawson (Chubut), y al centro clandestino de detención “La Escuelita” de Bahía Blanca.

En noviembre de 1976, fue retirado junto a otros detenidos de la U6 de Rawson para ser llevados a otro penal y desde entonces se encuentra desaparecido.

Para finalizar, Juan Manuel expresó: “Siento que ya soy una persona adulta que por más que pasan los años tengo algunas heridas que no puedo cerrar. Todo este proceso ha sido muy doloroso, es un dolor latente”.

Pedro Laurentino Duarte se desempeñó como juez a cargo del Juzgado Federal de primera instancia de Neuquén entre el 2 de agosto de 1976 y el 30 de septiembre de 1984, mientras Víctor Marcelo Ortiz ejerció como procurador fiscal federal ante ese órgano judicial entre el 23 de septiembre de 1976 y el 1 de abril de 1985.

Antes de ejercer esas funciones, Duarte fue auditor de la Sexta Brigada de Infantería de Montaña de Neuquén y Ortiz fue secretario del juzgado federal.

Los exfuncionarios llegaron a juicio acusados en carácter de autores del delito de omisión de promover la persecución penal y de partícipes secundarios de la privación ilegal de la libertad, cometida por funcionario público, agravada por el empleo de violencia, y por ser la víctima perseguido político.

Duarte también llegó como imputado del delito de prevaricato, una figura especial que reprime al juez que dictare resoluciones contrarias a la ley o fundadas en hechos falsos.

En el escrito de elevación a juicio, se precisó la colaboración expresa que tanto Duarte como Ortiz prestaron en distintos casos que involucraron a desaparecidos y víctimas de la última dictadura: Orlando Cancio, María Teresa Oliva y su esposo, Enrique Esteban, José Méndez, Darío Altomaro, Susana Mujica, Josefa Lépori de Mujica, Alicia Pifarré, Miguel Ángel Pincheira, Javier Seminario Ramos, Oscar Ragni, Arlene Seguel, César Giliberto, Mirta Tronelli, Carlos Cháves, César Giliberto, Mirta Tronelli, Cecilia Vecchi, Lucio Espíndola y Carlos Schedan.

También el matrimonio de Raúl Metz y Graciela Romero, ambos desaparecidos cuando ella estaba embarazada de cinco meses.

En el mes de junio se realizó una audiencia anticipada, solicitada por la Fiscalía y las querellas de la Asamblea por los Derechos Humanos (APDH) y del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), debido a la edad avanzada de los testigos y porque el tribunal, hasta ese momento, no había fijado la fecha de inicio del juicio.

En esa audiencia declararon el abogado Guillermo Correa y la referente de la APDH Neuquén, Noemí Labrune, quien falleció el pasado 10 de septiembre.

Se trata del octavo juicio que se realiza en la provincia por crímenes de lesa humanidad, y el primero que aborda la responsabilidad de funcionarios judiciales durante el terrorismo de Estado.

Las declaraciones continuarán mañana, a las 8.30, en la sede TOF ubicada en avenida Argentina 1637, de la capital neuquina.

Te puede interesar
Lo más visto