la segunda seguros

Más de 1.200 lobos marinos murieron en las costas rionegrinas por gripe aviar

Más de 1.200 lobos marinos murieron en las costas rionegrinas por la epidemia de gripe aviar que se inició a mediados de agosto, de los cuales 801 se concentraban en el área natural protegida Punta Bermeja.
lobos rn

Más de 1.200 lobos marinos murieron en las costas rionegrinas por la epidemia de gripe aviar que se inició a mediados de agosto, de los cuales 801 se concentraban en el área natural protegida Punta Bermeja, a unos 45 kilómetros de Viedma, informaron este viernes desde el área Ambiental provincial.

Debido a la cantidad de animales muertos el sector se encuentra cerrado al público por 21 días, precisaron.

No obstante, "los números a nivel general en el territorio provincial, y específicamente en Punta Bermeja, están registrando en las últimas semanas una tendencia decreciente en la mortandad de ejemplares", informaron desde el Comité de Crisis, encabezado por la secretaria de Ambiente rionegrina.

En Punta Bermeja existe una colonia de lobos marinos de uno y de dos pelos, considerada una de las más grandes de Sudamérica con más de 4.000 ejemplares de forma permanente.

La secretaria de Ambiente, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático rionegrina, Dina Migani, explicó a Télam que se reunieron "con el comité de crisis cada 15 días, primero con un recuento de los lobos que van muriendo en cada zona costera, desde la ciudad de Sierra Grande hasta Viedma".

"Además de las áreas naturales protegidas, La Lobería y Pozo Salado, entre otras, está disminuyendo la mortandad de lobos marinos", aseguró la referente de ambiente provincial.

Migani explicó que se pusieron en contacto con especialistas en epidemiología en mamíferos, que "aconsejaron mover lo menos posible los cadáveres para evitar la circulación del virus".

"Esto es lo que hicimos, en virtud de que en las playas hay circulación de gente, de animales, colaboramos con el Municipio de Viedma consiguiendo las maquinarias para remover y enterrar los cuerpos de los lobos, sobre todo en la playa del balneario El Cóndor, la más concurrida" y cercana a la capital rionegrina, agregó.

"En el caso de Punta bermeja, al ser una zona de acantilados, es imposible bajar con maquinaria", sostuvo Migani, así que se elaboraron diferentes pruebas piloto para la remoción de los cadáveres de los lobos marinos.

"Una de esas alternativas que probamos fue con el acompañamiento de bomberos voluntarios para quemar un cadáver de lobo marino para medir cuánto combustible hace falta y si era factible este método", señaló.

"Esta prueba fracasó porque era imposible quemar esta cantidad de lobos marinos", explicó la secretaria de Ambiente rionegrino.

Ahora están "realizando otra prueba en conjunto con el municipio viedmense y vamos a intentar bajar con cuatriciclo o fourtracks, y a través de bandejas y con ayuda de una marejada alta acumular todos los lobos en un sitio y ver si propia marea retira estos cuerpos", indicó.

En este sentido agregó que, "la Secretaría de Ambiente va a proveer todo el equipo de bioseguridad porque lo más importante es cuidar la salud de las personas que van a trabajar en este operativo".

Al referirse al cierre al público, la funcionaria dijo que "como es en un área natural protegida, y donde más muertes se registraron, se decidió cerrarla por 21 días después del último lobo marino muerto", ya que el Senasa afirma que el virus permanece en el ambiente por ese tiempo después de muertos los animales, agregó.

Sobre cómo impacta en el turismo local, señaló que "mucha gente y comercios viven del turismo y están esperando la temporada, pero la salud de las personas es más importante".

En cuanto al resto de las playas, la titular de Ambiente rionegrina sostuvo que "continúan abiertas porque es imposible cerrar playas que tienen tantos kilómetros de longitud y, por otro lado, como no es colonia de lobos marinos hay ejemplares dispersos y es mas fácil recolectar algún cuerpo que se encuentre".

Por último, recomendó "no acercarse a los lobos, no ir con mascotas a la playa porque tampoco se sabe si hay mutación del virus de mamífero a mamífero, hecho que podría ser peligroso para la exposición de una mascota o un ser humano".

Te puede interesar