Con 6.600 casos en un día, EEUU declaró la emergencia sanitaria por viruela del mono

Estados Unidos declaró una emergencia en salud pública por la viruela del mono al registrarse 6.600 casos en un solo día lo que le permitirá desembolsar fondos, recopilar datos y movilizar a más personal en la lucha contra la enfermedad.
Viruela del mono

"Estamos preparados para elevar la respuesta un nivel más para abordar este virus, e instamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del mono y asuman la responsabilidad de ayudarnos a hacer frente a este virus", dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, según consignó la agencia AFP.

La declaración, efectiva por 90 días, pero que puede renovarse, tiene lugar cuando en el día de hoy se superaron en todo el país los 6.600 casos, aproximadamente la cuarta parte de ellos en el estado de Nueva York.

Asimismo, los expertos creen que podría haber muchos más, porque a veces hay pocos síntomas, que pueden reducirse a simples lesiones.

Hasta ahora, Estados Unidos entregó unas 600.000 dosis de la vacuna comercializada como Jynneos en Norteamérica (Imvanex en Europa), y desarrollada inicialmente contra la viruela, pero es una cifra baja teniendo en cuenta que unas 1,6 millones de personas se consideran de alto riesgo en el país.

El Departamento de Salud estadounidense informó la semana pasada que alrededor del 99% de los casos en Estados Unidos se registraron en hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres, siendo la población prioritaria para la vacunación.

A diferencia de brotes anteriores en África, el virus ahora se transmite predominantemente a través de la actividad sexual, pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) advierten que también podría transmitirse durmiendo en la misma cama, compartiendo ropa y a través del contacto cara a cara prolongado.

El jueves, la agencia estadounidense de los medicamentos, la FDA, afirmó que considera permitir al personal sanitario administrar cinco dosis de vacuna a partir de una sola modificando la forma en la que se inyecta.

Estados Unidos concentra más casos que cualquier otro país, con los estados de Nueva York y California liderando las estadísticas.

Las ciudades de Nueva York y San Francisco ya habían declarado su emergencia sanitaria para dar mayor celeridad a los esfuerzos para controlar el contagio.

Andrea Kim, directora del programa de vacunas del condado de Los Ángeles, dijo -ya el pasado 30 de julio- que la ciudad debe recibir "próximamente" una unidad móvil de inmunización contra la viruela del mono.

"Mientras más medidas tomemos para protegernos y a nuestras parejas, más rápido terminaremos este brote", dijo Dan Wohlfeiler, quien trabajó en la prevención del HIV e infecciones de transmisión sexual durante más de tres décadas.

Wohlfeiler exhortó a las personas a informar a sus parejas apenas sientan algún síntoma, y a utilizar las "lecciones de la Covid" para enfrentar la propagación, creando temporalmente burbujas dentro de las cuales prime la información y la protección.

"Este es otro evento traumático para muchos de nosotros. Ojalá que el acceso a las vacunas aumente significativamente en seis u ocho semanas", agregó Wohlfeiler.

Las autoridades sanitarias prometen otras 786.000 dosis, lo que elevaría a más de un millón de inmunizantes disponibles en Estados Unidos.



Te puede interesar