Vuelve a ser obligatorio el trámite de fe de vida para jubilados y pensionados

El trámite de fe de vida estuvo suspendido hasta el 28 de febrero, y volvió a ser nuevamente obligatorio desde el primer día hábil de marzo, luego de que ese requisito para beneficiarios previsionales fuera relevado con motivo de las restricciones por la pandemia de coronavirus.
Jubilado Anses barbijo

Los bancos que tienen a su cargo el pago de los haberes previsionales retomaron a partir del corriente mes de marzo la implementación y supervisación del trámite de fe de vida, que por indicación de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) deberán realizar mediante todas las metodologías digitales disponibles, para ofrecer a los jubilados y pensionados la posibilidad de acreditar la supervivencia de forma digital, sin necesidad de concurrir a las sucursales.

El trámite de fe de vida estuvo suspendido hasta el 28 de febrero, y volvió a ser nuevamente obligatorio desde el primer día hábil de marzo, luego de que ese requisito para beneficiarios previsionales fuera relevado con motivo de las restricciones por la pandemia de coronavirus.

En este sentido, con el objetivo de simplificar y hacer más ágil y amigable este trámite, el organismo desde noviembre de 2020 comenzó a solicitar a las entidades bancarias que desarrollen y ofrezcan diversas metodologías digitales a los jubilados y pensionados que permitan realizar la fe de vida.

Para ello -como ya sucedía con anterioridad- se utilizaron herramientas de comprobación como las compras con tarjeta de débito o crédito en comercios, uso de cajeros con tecnología biométrica y mediante aplicaciones móviles, con lo cual los beneficiarios contarán con la posibilidad de elegir de qué forma realizar este trámite.

Las formas más utilizadas para realizar el trámite son: cobrar la jubilación o pensión de manera directa por ventanilla en el banco, realizar una compra con la tarjeta de débito o crédito asociada a la cuenta bancaria, poner la huella digital en los diferentes tótems de los bancos o acercarse a una Terminal de Autoconsulta biométrica ubicada en las Oficinas de Anses.

En caso de que el cobro del haber hubiera sido suspendido como consecuencia de no haber realizado la fe de vida, podrá reactivarse una vez que la persona o su apoderado la realicen, sin necesidad de hacer un trámite adicional, aunque el próximo cobro puede demorar hasta 60 días.

Te puede interesar