Mapuches aseguran que no hubo toma de tierras ni existió enfrentamiento

Regionales 11 de octubre de 2020
Las comunidades repudiaron una incursión del Ejército en un predio de Villa Los Cohiues donde desarmaron un invernadero comunitario. También se mostraron preocupados por la desinformación que despliegan algunos medios de comunicación.
Mapuches ejercito

Voceros e integrantes de la comunidad mapuche de San Carlos de Bariloche repudiaron la inserción del ejército en un territorio comunitario, advirtieron que están preocupados ante la desinformación y el desconocimiento que algunos medios despliegan sobre el tema y consideraron que aún falta mucho por recorrer como país en términos de diversidad, mientras esperan las disculpas de los efectivos que desarmaron un invernadero compartido con vecinos.

"Repudiamos fuertemente la incursión del ejército nuevamente en un territorio comunitario. La comunidad Millalonco-Ranquehue históricamente ha sido violentada", dijo el werken (vocero) Orlando Carriqueo, secretario de la Mesa Coordinadora del Parlamento Mapuche de Río Negro.

El vocero refirió así al accionar de efectivos de la Escuela Militar de Montaña "Juan Domingo Perón", que el lunes ingresaron a un predio de la comunidad, en la zona de Villa Los Coihues de Bariloche, y desarmaron un invernadero comunitario en el que trabajaban tanto integrantes del colectivo aborigen junto a vecinos y organizaciones de la zona.

"También nos preocupa la poca responsabilidad de los medios de comunicación que hablan de usurpación, tomas de tierra por parte de las comunidades mapuches, con lo que desinforman", condenó.

La Nación y la provincia de Río Negro acordaron en mayo conformar una mesa de resolución de conflictos para otras situaciones que involucran disputas territoriales.

La presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda, en dialogo con Télam destacó en ese momento la importancia de encontrar una solución: "El trabajo que se está realizando implica un cambio de paradigma en la resolución de conflicto con respecto a las comunidades indígenas especialmente de la Patagonia", señaló.

"Estamos convencidos de que a través de esta política pública, a través del diálogo como principal herramienta, se puedan resolver no solamente situaciones de inseguridad sino situaciones de derechos indígenas que han sido vulnerados desde hace muchísimos años en la Argentina", remarcó la funcionaria.

Carriqueo confirmó a esta agencia que la comunidad "tiene la mensura hecha, tiene el relevamiento territorial, lo que falta por parte del Estado es el reconocimiento de territorio comunitario y de parte del ejército, otro tanto".

Por su parte, Felisa Curamil, representante nacional de consejo de Participación Indígena por la zona andina e integrante del Parlamento Mapuche provincial, dijo a Télam: "Repudiamos los hechos de violencia que vivió la comunidad mapuche Millalonko Ranquehue cuando el ejercito de Bariloche entró al territorio y destrozó el trabajo de huerta comunitaria e intercultural que llevaba acabo y que beneficia a 43 familias ante la situación de pandemia que estamos viviendo en el mundo entero".

Por eso, Curamil exigió "que el ejército repare el daño que hizo a la comunidad y devuelva los elementos de trabajo que se llevaron".

El werken Carriqueo acotó que "en esta semana, donde se conmemora la diversidad, nosotros como comunidad, como pueblo, como organización, seguimos viendo que es muy difícil en estos términos construir ese Estado plurinacional y pluricultural".

Descargo

En ese sentido, en diálogo con Télam Laura Ranquehue contó que el ejército les pidió disculpas informales por lo sucedido y precisó: "El martes, fuimos a ese regimiento, que nos queda a unos 3 o 4 kilómetros aproximadamente, y allí una abogada y otra persona nos pidieron las disculpas correspondientes, nos manifestaron que había sido un malentendido, que había sido falta de información y que estaban dispuestos a devolver el material que se habían llevado, que es la estructura del invernadero".

Con todo, como los efectivos realizaron una denuncia, ese proceso seguirá su curso, explicó a Télam Laura Ranquehue.

"La última novedad que tuvimos ayer fue que la comunidad debería hacer el descargo correspondiente y el ejército también, retractándose de esa denuncia y se podría destrabar la cuestión", puntualizó.

Y, señaló que "hasta el momento no tenemos novedades, seguimos esperando esas disculpas por parte del ejército porque ese descargo es también una forma de demostrar su sincero arrepentimiento".

En conclusión: "No hubo ningún enfrentamiento, no hubo ninguna toma de tierras, no fue nada de eso; y por eso mismo, se resolvió rápido", subrayó Ranquehue.

Te puede interesar