Comerciantes de Cipolletti recibirán más de $18 millones como aportes no reintegrables

Locales 08 de septiembre de 2020
El gobierno municipal propuso redistribuir esa suma según el grado de actividad que haya tenido cada rubro en particular durante la pandemia. La asistencia económica se realiza con aportes del gobierno provincial.
Centro Cipo

El intendente municipal Claudio Di Tella y la presidenta del Concejo Deliberante, Silvana Larralde mantuvieron una reunión en el Edificio Municipal junto a comerciantes y al titular de la Cámara de Industria y Comercio, José Luis Bunter. Durante la misma los comerciantes aceptaron la propuesta realizada por el Intendente y mostraron conformidad sobre el impulso económico para la ciudad.

Di Tella en comunicación radial con LU19 explicó que: “El tope más alto será para jardines maternales, peloteros, es decir,  aquellos que nunca pudieron abrir durante la Pandemia”. Se beneficiará a más de 200 comercios, a quienes se les entregará el subsidio de acuerdo a la forma de apertura de cada uno.

Además destacó que: “180 millones de pesos es un gran aporte de la provincia, es un paliativo que va a ayudar con las finanzas de los comerciantes. Es un aporte no reintegrable, sin devolución. Busca paliar la economía del sector del comercio, al cual acompañamos siempre desde el Municipio. Lo importante y lo que hay que destacar también es el acompañamiento que tuvo la ciudad y los comerciantes, desde la provincia”, agregó. 

Los subsidios irán desde los 30.000 hasta las 150.000, según la posibilidad de apertura que hayan tenido los negocios.  

Los negocios considerados no esenciales son los que recibirán el subsidio, se trata de: jardines infantiles privados, peloteros, salones de fiesta, servicios de catering, institutos de danza, arte, pintura y canto, complejos deportivos, canchas de fútbol, moteles, academias de conducir, bares, confiterías, restaurantes, vinotecas, pizzerías, rotiserías, natatorios y gimnasios.

Cabe recordar, que Cipolletti fue una de las primeras ciudades que activó políticas de ayuda a los sectores más golpeados por la crisis Sanitaria, en relación a esto se eximió en los meses de mayo, junio y julio el pago de tasas retributivas por inspección de seguridad e higiene, a las actividades comerciales que tuvieron sus puertas cerradas.

Te puede interesar