Coordinar expectativas y estimular crecimiento, las tareas del Gobierno para la economía pospandemia

Nacionales 18 de agosto de 2020
Los economistas consultados por Télam analizaron que son necesarias medidas para controlar la inflación y generar inversión pública.
Exportaciones

Coordinar expectativas, bajar los niveles de incertidumbre y estimular a los sectores de la economía que ayuden a una recuperación sostenida en la pospandemia serán las tareas del Gobierno nacional en los próximos meses, según apuntaron a Télam diferentes economistas.

Cerrado el capítulo de la deuda con acreedores privados, sostener la demanda interna y dar señales de normalización de precios para detener la inercia inflacionaria serán vitales para una mejor salida de la crisis del coronavirus.

"La recuperación tiene que estar liderada por un proceso de inversión pública. Hoy el sector privado está muy golpeado y, para pensar en más que un rebote estadístico, no hay alternativa a que el Estado asuma ese rol", apuntó a Télam el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman.

"En este contexto -aseguró-, el Procrear y el plan de obra pública son muy buenas ideas ya que generan empleo en un sector muy castigado pero con mucho dinamismo y que no demanda dólares para producir".

Los altos niveles de desocupación y la caída del salario real son desafíos que afrontará el Gobierno en los próximos años por lo que "pensar en una recuperación de la economía por el lado del consumo privado será complejo", según Rajnerman.

"De allí la importancia de recuperar el financiamiento en pesos. Eso le va a permitir al Gobierno no hacer ajuste y, al mismo tiempo, reducir la emisión en un contexto donde la alternativa no es ni social ni economómicamente viable", agregó.

En esa misma línea, Martin Kalos, director de EPyCA consultores, sostuvo que la salida a la crisis "va a requerir de transferencias del estado a familias y empresas durante un buen tiempo".

"Esto hay que acompañarlo con un fomento a las exportaciones, con menos impuestos o más devoluciones. Hoy hay sectores de gran potencial que necesitan una política que acompañe y le de al sector productivo las herramientas para crecer", dijo Kalos.

Y agregó: "Esto sólo puede funcionar con una política fiscal y monetaria que convalide la tasa de inflación. De allí la importancia de un marco de previsibilidad que coordine las expectativas y balice un camino de salida".

"La combinación de años de estancamiento y la pandemia hicieron de este el momento de mayor incertidumbre en la historia argentina. Por eso, más necesario aún una política consistente de mediano plazo que se de la salida de la pandemia", aseguró Kalos.

Por su parte, el director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Hernan Letcher, afirmó que el debate pasará por cómo generar crecimiento económico, sobre todo si se tiene en cuenta que, tras la reestructuración de la deuda, "si no se acompaña de un crecimiento, no hay canje que sirva".

"Veo al Gobierno acertando en sostener la demanda agregada y en ubicar en el centro de atención la resolución de la restricción externa. Atender a sectores como automotriz y energético para evitar que un déficit por allí quite los dólares necesarios para el crecimiento es fundamental", aseguró Letcher.

Para Ricardo Delgado, economista y director de Analytica, la noticia de una vacuna para el primer trimestre de 2021 da previsibilidad a la economía pero "aún así queda un semestre para atender la cuestión fiscal y pensar qué hacer con el IFE, el ATP y otros programas".

"El nivel de déficit que presente el Gobierno en el Presupuesto 2021 será el primer dato que coordine expectativas y el primer mensaje que dé el Gobierno sobre qué proyecta para el año que viene", dijo Delgado.

"Lo más importante es que hay condiciones para que la Argentina vaya a un proceso de desinflación. Si se dan señales fiscales, monetarias y se muestra el financiamiento de 2021, puede ser el inicio de una baja sostenida de la inflación", aseguró.

En este sentido, la llamada a un acuerdo de precios y salarios entre los distintos sectores que planteará el Gobierno en los próximos meses fue tomada como "necesaria" y "deseable" por los analistas consultados.

"Hay que ver cómo se concreta, pero en términos generales está muy bien -sostuvo Letcher-, siempre que se plantee una recuperación del salario, sobre todo si se tiene en cuenta que se perdieron casi 30 puntos de salario real en los últimos años".

"Tiene que haber un proceso coordinado. Hoy no hace falta un plan de shock pero sí un programa serio y consistente que tenga como norte bajar la inflación", aseguró Delgado, para quien que las tarifas de servicios no tengan un retraso mayúsculo "hay que aprovecharlo para no aplicar un tarifazo, pero sí acompañar el proceso de desinflación".

Te puede interesar