la segunda seguros

Massa reconoció la derrota y Milei es el próximo presidente de Argentina

El candidato presidencial de La Libertad Avanza se impuso ante Sergio Massa con más del 55,76% de los votos y asumirá su cargo a partir del 10 de diciembre.
cdn

El candidato presidencial de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, se impone esta noche con el 55,76 por ciento de los votos sobre el postulante de Unión por la Patria (UXP), Sergio Massa, quien obtiene el 44,23, escrutado el 98 por ciento de los sufragios, de acuerdos con cómputos oficiales del conteo provisorio.

De esta manera, Milei se consagra como presidente electo y asumirá el 10 de diciembre próximo.

Pasadas las 20, el candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, habló desde el bunker partidario en Chacarita y adelantó que se comunicó con el aspirante de La Libertad Avanza: "Milei es el Presidente que la mayoría de los argentinos eligió para los próximos 4 años".

El candidato presidencial de Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, reconoció este domingo la derrota en el balotaje frente al postulante de La Libertad Avanza (LLA); Javier Milei, a quien llamó para felicitarlo.

Massa destacó que saludó al mandatario electo, Javier Milei, porque "lo más importante que le tenemos que dejar a los argentinos es el mensaje de la convivencia, el diálogo y el respeto por la paz".

El ministro de Economía manifestó que brindar esas palabras "frente a tanta violencia y descalificación es el mejor camino que podemos recorrer", y remarcó que desde UxP eligieron el "camino de la defensa del sistema de seguridad en manos del Estado", en defensa de la educación pública, la salud pública, la industria nacional, el trabajo argentino y las pymes.

"Milei es el Presidente que la mayoría de los argentinos eligió para los próximos 4 años", aseguró Massa pasadas las 20 desde el bunker partidario, cuando aún no se conocen los datos oficiales del escrutinio del balotaje que se llevó a cabo este domingo en la Argentina, que se difundieron una vez finalizado el mensaje.

El 76,32% de los 35 millones de electores habilitados para votar en el balotaje presidencial nacional llevado a cabo este domingo concurrió a las urnas, cifra que representó una caída de 1,33% con relación a las elecciones generales del 22 de octubre pasado, según datos oficiales de la Dirección Nacional Electoral (DINE) tras ser escrutado el 99,12% de las mesas habilitadas.

Así, de acuerdo con las cifras oficiales publicadas esta noche, sumaron más de 8,2 millones las personas habilitadas para votar que no concurrieron a las urnas -23,68% del padrón-, pese a que en la Argentina rige el voto obligatorio.

El balotaje fue incluido en el sistema electoral tras la reforma constitucional de 1994 y se utiliza solamente cuando ninguno de los candidatos o candidatas a presidentes consigue reunir más del 50 por ciento de los votos, o más del 45 por ciento y una distancia de al menos 10 puntos en relación al segundo en la compulsa.

Hasta este domingo, esta definición de la Presidencia en una segunda vuelta electoral había tenido un solo antecedente, el de 2015, cuando el 80,7% de los electores concurrió a votar en aquella jornada en la que se impuso Mauricio Macri (entonces Cambiemos) a Daniel Scioli (Frente para la Victoria) por una ventaja de poco más de 2 puntos.

Este domingo, el economista liberal/libertario Javier Milei (La Libertad Avanza- LLA), con el 55,70% de los votos -y una ventaja de 11,41 puntos-, se impuso al ministro de Economía, Sergio Massa (Unión por la Patria, UxP), que consiguió el 44,29% de los sufragios.

Así, el actual diputado nacional de La Libertad Avanza, ahora mandatario electo, asumirá la Presidencia el próximo 10 de diciembre, tal cual lo marca la Constitución Nacional.

"No hubo ningún inconveniente en la votación", expresó el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y agregó: "Felicitaciones al pueblo argentino por una jornada democrática más y que ha sido con absoluta seriedad y transparencia".

Escrutado el 99,12% de las mesas habilitadas este domingo, el 96,75% de los votos fueron afirmativos, en tanto que 1,55% fue en blanco y 1,62% nulos.

En comparación con los comicios generales del 22 de octubre pasado, el porcentaje de votos en blanco cayó 0,51%, mientras que los sufragios nulos se duplicaron: pasaron de 0,81 a 1,62%.

El Código Nacional Electoral establece que el "voto en blanco" es legítimo y se lo considera así cuando el sobre está vacío o contiene un trozo de papel de cualquier color sin ninguna inscripción.

El "voto nulo", por su parte, es el que se emite con una boleta no oficializada, con inscripciones, imágenes inadecuadas u objetos extraños en el sobre.

La afluencia de electores decreció este domingo 5% con relación a las presidenciales de 2019, cuando el 81,3% de las personas habilitadas asistió a las urnas en los comicios que consagraron presidente a Alberto Fernández.

Hasta este momento, la elección presidencial con menor convocatoria fue la de 2007, con el 76,2% de los sufragios.

En tanto, las legislativas nacionales de 2001 registran hasta el momento la mayor cantidad de votos en blanco y nulos, con un total de 5,5 millones entre ambas variantes. En aquellos comicios se consagró el denominado "voto bronca".

A nivel provincial, Santa Cruz fue la provincia con menor afluencia de votantes, con un 70%; seguida por Catamarca, 71%; Chaco y Misiones, 73%; Chubut y Tierra del Fuego, 74%; Santa Fe, Salta, Corrientes, Ciudad de Buenos Aires, Formosa y Córdoba, 75%; Buenos Aires, Río Negro, La Pampa y Mendoza, 76%; San Juan, Jujuy, San Luis y Entre Ríos, 77%; Santiago del Estero y La Rioja, 78%; Neuquén, 79%; y Tucumán, 82%;

Las elecciones nacionales de 1983, las primeras llevadas a cabo hace 40 años tras el fin de la dictadura cívico-militar y que erigieron presidente a Raúl Alfonsín, son hasta ahora las que convocaron a más electores habilitados (85,6%) a las urnas, seguidas por las de 1989, cuando fue elegido Carlos Menem (85,3%).

Te puede interesar