La reactivación de la planta de agua pesada en Neuquén abre posibilidades para generar energías limpias

La presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica Adriana Serquis y la secretaria de Asuntos Estratégicos de la Nación Mercedes Marcó del Pont, visitaron la planta ubicada en Arroyito, Neuquén, junto al ministro de Energía de Neuquén y director de ENSI Alejandro Monteiro y el gerente general de YTEC Eduardo Dvorkin.

Regionales 19/02/2023
Planta PIAP

La delegación recorrió las instalaciones de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) junto a sus equipos técnicos y personal de las instalaciones y sostuvo una reunión de trabajo para avanzar en las posibilidades de producir energía basada en hidrógeno y otras líneas de negocios previstas en el acuerdo firmado el año pasado entre la Provincia de Neuquén, la Comisión Nacional de Energía Atómica y las empresas mencionadas.

"Esta nueva visita a la PIAP nos permite ver claramente la importancia estratégica de este complejo para nuestro país. Realmente es un bien estratégico, ya que no existe una planta tan avanzada y que, aún a pesar del tiempo que hace que se construyó, pueda producir agua pesada de alta calidad", destacó la presidenta de la CNEA Adriana Serquis.

En la misma línea se expresó la secretaria de Asuntos Estratégicos Mercedes Marcó del Pont: “Argentina dispone de un acervo de capacidades científicas y tecnológicas en el sector nuclear que amplían los espacios disponibles para insertarse en la transición energética y transformarla en un vector de desarrollo”.

Marcó del Pont también hizo una mención a la importancia que tiene "el acuerdo entre la CNEA y el Gobierno de Neuquén que permite volver a poner la planta en marcha". Y añadió: "Es una medida estratégica para garantizar la soberanía energética. El trabajo activo de la Secretaría de Energía es fundamental para el fortalecimiento del sector nuclear”.

Sobre este punto, Serquis indicó que para la Comisión Nacional de Energía Atómica es clave apuntalar el Convenio de puesta en marcha de la PIAP. "En una primera etapa nos enfocamos en que una de las líneas pueda continuar produciendo agua pesada, no solo para la continuación del funcionamiento de nuestras tres plantas nucleares, sino también para contar con un bien exportable de alto valor".

Al cierre de la visita, la presidenta de la CNEA puntualizó la trascendencia de poder contar con una de las líneas ya en el proceso de puesta en marcha porque "nos permite valorizar la segunda línea, que se destinará a proyectos que la Secretaría de Asuntos Estratégicos valora e impulsa".

"Esta decisión ‒expresó Serquis‒ permite que, junto a una empresa de punta como Ytec, podamos encarar una planta de producción de fertilizantes o de amoníaco, e incluso evaluar la posibilidad de producir esos insumos de manera verde, es decir, con algún tipo de energía renovable".

Desarrollos estratégicos

En la actualidad, la PIAP se encuentra en una etapa de acondicionamiento de una de sus líneas producción, con el objetivo de volver a producir agua pesada en 2025.

La producción se destinará a cubrir la demanda de las tres centrales nucleares con las que cuenta nuestro país hasta el fin de su vida útil. El remanente de lo producido se destinará al mercado mundial, altamente demandante de este producto.

A mediados de 2022, la CNEA, junto a la Provincia de Neuquén, YTEC y ENSI firmaron un memorándum de entendimiento para desarrollar la producción de hidrógeno, amoníaco y urea en la segunda línea de producción de la PIAP. Todos estos productos son de altísimo valor estratégico para el país, ya que le permitirán vincularse con industrias de alto valor agregado como la electrónica y de insumos médicos, en un mercado internacional muy demandante.

Gran potencial

La Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) es propiedad de CNEA y está operada por la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería (ENSI), una sociedad conformada entre la CNEA y la Provincia de Neuquén, que tiene la mayoría accionaria. Fue inaugurada en 1993 y su capacidad de producción era de 200 toneladas de agua pesada por año, lo que en su momento la convirtió en la más grande del mundo.

El agua pesada es uno de los insumos principales en las centrales nucleares que utilizan como combustible el uranio natural.

El principal objetivo para la puesta en marcha de la PIAP es la producción de las 485 toneladas que se necesitan para garantizar la provisión de las centrales Atucha I, Atucha II y Embalse, hasta el fin de su vida útil.

La reactivación de esta planta permite preservar la gran inversión que realizó el Estado nacional en 1993, al mismo tiempo que mantiene fuentes de trabajo y crea otras nuevas de alta especialización.

Te puede interesar
Hospital López Lima

El Hospital López Lima reorganiza su servicio de Tocoginecología

Regionales 20/05/2024

El Hospital López Lima de General Roca cuenta con un Servicio de Tocoginecología cuyos profesionales brindan una atención adecuada y oportuna. Sin embargo, a pesar de los constantes esfuerzos del Ministerio de Salud, algunos días específicos no es posible lograr la cobertura de guardias con médicos tocoginecólogos.

Lo más visto
carnicerias gral roca

Inspecciones en carnicerías de Roca revelan irregularidades sanitarias

Regionales 22/05/2024

La Brigada Rural de General Roca, en colaboración con Bromatología e inspectores municipales de la Dirección de Seguridad Alimentaria, llevaron a cabo una serie de inspecciones en carnicerías de la ciudad. Durante estas intervenciones, se detectaron graves irregularidades sanitarias que ponen en riesgo la salud de los consumidores.