FBU_1140x100px

Diputados: el oficialismo busca retomar el diálogo con la oposición parlamentaria

Tras el escándalo de la última sesión, una alta fuente confió que las autoridades del Frente de Todos mantienen conversaciones informales con los jefes de la oposición, pero aún no hay avances para una convocatoria a debatir los temas pendientes.
diputados

El oficialismo de la Cámara de Diputados aspira a retomar el diálogo con la oposición tras el escándalo de la ultima sesión, que de no solucionarse podría dejar pendientes el tratamiento de proyectos claves como la moratoria previsional, el blanqueo de capitales, la reforma que endurece las penas por lavado de activos, los créditos UVA y el de Compre Argentino, entre varias iniciativas.

Una alta fuente del oficialismo de la Cámara baja confió que las autoridades del Frente de Todos (FdT) mantienen conversaciones informales con los jefes de la oposición pero que aún no hay avances en cuanto a una eventual convocatoria a una sesión en las próximas semanas para debatir un paquete de temas pendientes.

"Nuestra aspiración es que nuestro Gobierno continúe tomando decisiones en beneficio de los argentinos, y nuestra tarea como legisladores es seguir trabajando para ampliar derechos y seguir sosteniendo un proceso de desarrollo con inclusión", afirmó un legislador oficialista a Télam.

Sin embargo, desde Juntos por el Cambio (JxC) se mantienen en su postura de rechazo.

"Está todo roto", insistió una fuente del interbloque de JxC que consideró que, para convocar a una sesión, se debería destrabar antes el conflicto planteado en torno al Consejo de la Magistratura, tras la decisión de la presidenta del cuerpo, Cecilia Moreau, de frenar la asunción de los representantes de la Cámara baja ante ese organismo.

Moreau había tomado esa determinación con la "intención de resguardar las potestades de la institución" que representa, al dejar en suspenso todas las designaciones establecidas hasta tanto se saldara la cuestión de fondo.

La presidenta del cuerpo había apelado el fallo del juez Martín Cormick que impedía a la diputada radical Roxana Reyes asumir una banca en el Consejo de la Magistratura y resolvió así dejar en suspenso todas las designaciones en esa cámara.

La decisión de Moreau fue adoptada un día antes de la sesión preparatoria en la que el cuerpo debía elegir a la diputada del FdT para el próximo período parlamentario junto al resto de las autoridades, que incluyen al vicepresidente primero, Omar De Marchi; el segundo, José Luis Gioja, y el tercero Julio Cobos, quienes de todos modos seguirán en sus cargos hasta que se elijan nuevas autoridades, según establece el reglamento del cuerpo.

La presentación de Moreau fue cuestionada fuertemente por la oposición que emitió un comunicado mediante el cual señalaron que "la presidenta de la Cámara comete abuso de autoridad" y que usarán "todos los medios legales para hacer cesar este atropello institucional", y tensó la relación a tal punto que JxC no dio quorum para avalar su continuidad al frente del cuerpo.

Pero en el oficialismo aspiran que el paso del tiempo permita bajarle el tono a ese enfrentamiento y retomar el diálogo tras el conflicto generado, primero, en la sesión preparatoria, y luego en la escandalosa sesión, con gritos por parte de JxC que rechazó la legalidad de ese debate y que incluyó gestos obscenos por parte del jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo.

En esa sesión, el oficialismo no pudo conseguir que se aprobara la creación de varias universidades nacionales, entre las que se encuentra la Universidad Nacional Madres de Plaza de Mayo con sede en la ciudad de Buenos Aires, y otras siete casas de altos estudios, ya que el plenario se levantó en medio de gritos y acusaciones cruzadas.

Se trata de las universidades nacionales del Delta, del Pilar, de Cuenca del Salado (Cañuelas), de Saladillo, de Río Tercero (Córdoba), de Ezeiza y de Paraná "Juan Laurentino Ortiz".

Si bien se había acordado realizar una sesión la semana próxima, entre miércoles y jueves, esa alternativa parece cada vez más difícil al menos por el momento porque la tensión sigue latente entre el oficialismo y la oposición.

De todos modos, el oficialismo confía en avanzar esta semana en diálogos que permitan retomar la actividad sobre todo para avanzar en dos temas que el Gobierno considera claves y necesita sancionar antes de fin de año.

Uno de ellos es el proyecto que endurece las penas por lavado de activos, reclamado por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), y otro es la iniciativa para el blanqueo de capitales que permite declarar los dólares de argentinos en Estados Unidos que no fueron registrados y sean detectados a partir del intercambio de información entre la AFIP y su par de ese país, la IRS.

El temario en el que trabaja el oficialismo para evitar la paralización del cuerpo y terminar el año con la sanción de temas pendientes podría contemplar además la moratoria previsional; el proyecto de ley agroindustrial; el de presupuestos mínimos para gestión de neumáticos y el de los comités mixtos de trabajo.

Te puede interesar