River, Boca y Racing vuelven a jugar por Copa Libertadores

Deportes 17 de septiembre de 2020
El primer turno será para Racing que recibe a Nacional a las 17, más tarde, River Plate visita a San Pablo desde las 19, y cierra Boca ante el Libertad de Ramón Diaz a las 21.
River boca

Racing, con varias bajas de titulares, recibirá este jueves a Nacional de Uruguay, por la tercera fecha del Grupo F de la Copa Libertadores de América, que se reanudó ayer tras un parate de más de seis meses por la pandemia de coronavirus.

El partido se jugará desde las 17 en el estadio Juan Domingo Perón, en Avellaneda, con transmisión de la señal de cable FOX Sports.

El árbitro será el brasileño Anderson Daronco, quien estará acompañado por sus compatriotas Fabricio Vilarinho y Rafael Alves. El cuarto árbitro será Bruno Arleu y la argentina Sabrina Lois estará como asesora internacional.

River Plate, que volverá a jugar un partido oficial luego de 189 días de inactividad a causa de la pandemia de coronavirus, reanudará su participación en la Copa Libertadores y enfrenta a San Pablo de Brasil, por la tercera fecha del grupo D.

El encuentro se desarrollará este jueves en el estadio Morumbí, en la ciudad de San Pablo, desde las 19, con el arbitraje del uruguayo Estéban Ostojich y televisación de la señal ESPN.

Por el mismo grupo, en el estadio nacional de Lima, Liga Deportiva de Ecuador le ganó anoche a Binacional de Perú por 1 a 0.

El puntero, con tres cotejos, es Liga con seis unidades, seguido por River, San Pablo (en dos partidos) y Binacional (tres jugados) con tres unidades.

River encara esta reanudación sin Ignacio Scocco (volvió a Newell's) y el colombiano Juan Fernando Quintero (ultimando detalles para firmar contrato con Shenzhen de China), Milton Casco (positivo por coronavirus) y Lucas Pratto (distensión en el isquiotibial derecho).

No obstante, el peor rival de River no será el potente equipo paulista, sino la falta de fútbol, de ritmo de competición, más allá que el equipo de Marcelo Gallardo llega con un buen estado físico.

El equipo "Millonario" no pudo jugar partidos amistosos a causa de la pandemia y realizó limitadas prácticas de fútbol, enfrente tendrá a un equipo que suma 10 partidos en el Brasileirao, está segundo junto al Mineiro de Jorge Sampaoli a dos unidades del Inter de Eduardo Coudet.

Boca Juniors volverá a competir después de más de seis meses de inactividad a raíz de la pandemia de coronavirus, y será en la competencia que lo desvela, la Copa Libertadores, como visitante de Libertad de Paraguay que dirige un histórico riverplatense, Ramón Ángel Díaz, en un cruce válido por la tercera fecha del Grupo H que asumirá sin la adecuada preparación previa y tras haber soportado un brote con 22 casos positivos en su plantel.

El encuentro se jugará este jueves a partir de las 21 en el estadio General Pablo Rojas, también conocido como La Nueva Olla, de Asunción, a puertas cerradas para el público para mitigar los efectos de la pandemia, con el arbitraje del brasileño Rodolpho Toski y televisación de la señal ESPN 2.

El equipo dirigido por Miguel Angel Russo se coronó campeón de la Superliga argentina el 7 de marzo último y disfrutó el título un puñado de días, ya que luego volvió a jugar dos veces, primero por la segunda fecha de grupo 'copero' con victoria sobre el DIM (3-0) en 'La Bombonera' y por último ante Godoy Cruz, al que venció en Mendoza por 4-1 en la Copa de Superliga que más tarde quedó trunca, luego irrumpió fuerte el coronavirus y llegó el receso.

En seis meses, Boca perdió algunas piezas importantes, como el zaguero paraguayo Junior Alonso, quien prefirió continuar su carrera en el Atlético Mineiro de Brasil, y el colombiano Sebastián Villa, quien fue denunciado por su expareja por violencia de género y si bien continúa en el plantel, no será tenido en cuenta hasta que no se resuelva su situación judicial, por una decisión del presidente Jorge Amor Ameal.

También se fue el arquero Marcos Díaz, importante en la recta final hacia el título, y en el rubro refuerzos llegaron Javier García y Agustín Rossi, suplentes de Esteban Andrada, una de las grandes figuras del equipo, y el colombiano Edwin Cardona, para una función que desempeñaba otro que se marchó, el cordobés Emanuel "Bebelo" Reynoso.

Entre las bajas ocasionales para el regreso en Paraguay deberá considerarse también al lateral Julio Buffarini y al delantero Ramón "Wanchope" Ábila, quienes se lesionaron durante las últimas prácticas, mientras que Mauro Zárate, con un inconveniente físico, viajará con la delegación.

Con ese panorama, Russo apostará por la columna vertebral que componen Andrada y Carlos Izquierdo en la defensa, Jorman Campuzano y Guillermo "Pol" Fernández en el mediocampo, y más adelantados Eduardo Salvio y el ídolo Carlos Tevez, autor del gol ante Gimnasia La Plata que le dio la última estrella a Boca.

Su rival, Libertad, marcha segundo en el campeonato de Paraguay con 39 puntos, seis menos que el líder Cerro Porteño (45) y en la última fecha superó como visitante a General Díaz por 2-0.

El entrenador del equipo, un histórico de River como el "Pelado" Díaz, cuenta con figuras como el goleador Oscar "Tacuara" Cardozo y una ventaja lógica que le otorga el hecho de estar en plena competencia desde hace más de un mes, mientras que Boca ni siquiera pudo jugar un amistoso y Russo tampoco efectuó las prácticas de fútbol que había imaginado cuando se retomaron los entrenamientos el mes pasado.

Es que Boca primero soportó un brote con ocho positivos de coronavirus y la cifra se elevó luego con 14 casos más hasta totalizar 22, eso impidió entrenar la parte táctica ya que los contagiados debieron someterse a los períodos de cuarentena establecidos por los protocolos sanitarios.

Con los jugadores con escaso o nulo rodaje y recuperados según los últimos hisopados, Boca se presentará en Asunción con el aval de la Conmebol y el Ministerior de Salud de Paraguay, que autorizó a que crucen la frontera, aunque en Libertad no están muy alineados con está la situación.

Así, Libertad jugará el partido bajo protesta, según lo adelantó su asesor letrado Gerardo Acosta, porque considera que la Conmebol y el Ministerio de Salud hacen una excepción con Boca para que pueda jugarse la Libertadores, pese a que los casos en esta parte del continente se multiplican día tras día.

Te puede interesar