Con el fin de acelerar la dinámica de los procesos judiciales, esta semana se realizaron audiencias de juicio abreviado.

Locales 16 de marzo de 2017
Fueron los fiscales Marcelo Gómez y Guillermo Merlo quienes propusieron este tipo de juicios contra dos imputados que fueron declarados en rebeldía y que fue necesario detener para asegurar que asistan a estas audiencias.
edificio urquiza fiscalia cipolletti (2)
Fiscalía de Cipolletti

Los representantes del Ministerio Público destacaron que de esta forma, el mismo día de haberse dado con los imputados, se pudo proceder a la realización del juicio; mientras que con la modalidad tradicional, es necesario fijar una fecha de audiencia, convocar a los testigos del caso, lo que muchas veces termina retrasando la realización del debate.

El juicio abreviado es una modalidad de proceso judicial que evita las demoras que implica la preparación de un juicio tradicional. 

Cabe destacar que una persona es declarada rebelde, cuando es citada y notificada personalmente por un magistrado y a pesar de tener ese conocimiento, no asiste a la audiencia. Cuando eso sucede, se dicta una orden a las fuerzas policiales para que ubiquen a la persona y la demoren a fin de garantizar su presencia en el proceso judicial.

En cuanto a los hechos juzgados el lunes, el llevado adelante por el fiscal Gomez ocurrió en marzo de 2014 cuanto el imputado se encontraba en la vía pública portando un arma de fabricación casera sin la debida autorización legal. El acuerdo al que arribó el fiscal fue una condena de tres años de prisión, el cumplimiento de determinadas pautas de conducta y la inhabilitación para portar armas. En este caso se aplicó una reducción en la pena ya que no pudo probarse que el hombre hubiera intentado utilizar el arma para cometer un ilícito.

El segundo hecho, instado por el Fiscal Merlo, fue por el delito de encubrimiento que tuvo lugar en julio de 2013 en la localidad de Cinco Saltos. Puntualmente, la conducta del imputado habría sido recibir – de parte de una persona que no pudo ser identificada – una gran cantidad de carne que se corresponde con una yegua sustraída al denunciante en la causa. La pena acordada por el fiscal, la defensa y el imputado fue de dos meses de prisión en suspenso, el cumplimiento de pautas de conducta y las costas del proceso.

Este mismo hombre se encontraba imputado también por un robo de una motocicleta, ocurrido en diciembre de 2015 en Cinco Saltos, por el cual se acordó la pena de un mes de prisión.

Para la realización de un juicio abreviado, se requiere que el fiscal, el defensor y el imputado, acuerden respecto de la calificación legal y del monto de la pena que se le impondrá al procesado. Posteriormente, el Tribunal interviniente debe expedirse, respecto si acepta los términos del acuerdo, o si por el contrario lo rechaza. Este último paso, es el que cumplirá la Cámara Segunda en lo Criminal de esta ciudad en los próximos días.

Te puede interesar