bus pack - flechabus

YPF supera en 30% marcas de productividad con nueva técnica de fractura en Vaca Muerta

La compañía ya normatizó en las áreas que opera en la cuenca neuquina la implementación de la técnica denominada "Dual Frac", con la cual mejoró un 30% la estimulación hidráulica de dos pozos incrementando el potencial de los mismos equipos disponibles.
YPF

La petrolera YPF proyecta superar este año en un 30% el nivel de fracturas alcanzado en 2022, un avance de productividad apoyado en la innovación tecnológica que la compañía está alcanzando a partir de la programación de las tareas que diseña desde el centro de operaciones de sus áreas no convencionales que posee en la capital de Neuquén.

La compañía ya normatizó en las áreas que opera en la cuenca neuquina la implementación de la técnica denominada "Dual Frac", con la cual mejoró un 30% la estimulación hidráulica de dos pozos incrementando el potencial de los mismos equipos disponibles.

Así logró que un equipo de fractura alcance una reducción de tiempo del 25%, con un 20% de incremento de la potencia, lo que permite encarar la estimulación simultánea de dos pozos en 3 horas cuando de manera individual ese trabajo lleva al menos 2 horas.

El Centro de Operaciones de YPF instalado en la ciudad de Neuquén, a 100 kilómetros de sus principales áreas productivas, entre las muchas funciones de monitoreo se encarga de las tareas de perforación y fractura mediante un sistema de geonavegación que permite guiar metro a metro el avance del trépano en la roca.

De esta manera, la perforación vertical que tiene en promedio unos de 3.000 metros permite alcanzar las zonas mas productivas de la formación, pero a su vez en el desarrollo horizontal con ramas de casi 5 kilómetros se debe guiar el pozo en una angosta franja de 10 metros que es la que dará mejores rendimientos.

Esta precisión sólo se puede alcanzar con los recursos tecnológicos y los miles de datos que se procesan por segundo en el Centro de Operaciones donde las herramientas de inteligencia artificial permiten ganar en eficiencia y competitividad en sus pozos con mayor productividad y menores recursos.

Una vez realizado el pozo, también desde el centro se diseña la estrategia de estimulación mediante el sistema de fractura o 'fracking' característico del no convencional, mediante la inyección a presión de agua y arena.

El nivel de productividad en el terreno de las operadoras tiene como referencia principal el nivel de fracturas, de las cuales YPF concretó en 2022 unas 5700 etapas y proyecta para el presente año un incremento del 30%.

La curva de aprendizaje de la compañía es de tal celeridad que en 2018 se realizaban 5 fracturas por día y en la actualidad lo habitual es concretar 10 etapas por jornada, aunque YPF alcanzó el récord de 20 etapas en una de sus locaciones.

Esta capacidad de mejora continua no solo es clave para lograr una mayor competitividad económica hacia el mercado local y el de exportación, sino que permite aprovechar el potencia de los sets de fractura disponibles en el país.

Cada etapa permite generar pequeñas fracturas en la roca de manera de permitir la surgencia de los hidrocarburos hacia el pozo, para lo cual se utilizan en promedio unos 1.500 metros cúbicos de agua y 240 toneladas de arena bombeados con equipos en superficie.

"Con un mismo set de fractura antes se realizaba una etapa de estimulación, pero se sumó un poco más de potencia a los equipos de inyección de agua y arena y eso permitió hacer dos etapas en simultáneo", explican en el centro de operaciones respecto al trabajo que realizan con las empresas de servicios especiales Halliburton y Baker Hughes.

La técnica "Dual frac" ya se venía aplicando en los últimos años en los campos de shale de los Estados Unidos y, si bien en Vaca Muerta la primera en implementarlo fue la concretada por YPF, en la actualidad el resto de las operadoras avanzaron en sus propias experiencias.

Te puede interesar