FBU_1140x100px

Estrés y relajación: la importancia de poder tomar un minuto para respirar y relajarse

La respiración es una de las partes más importantes para lograr una correcta relajación. Saber encontrar el balance en el día a día es crucial para poder mantener el estrés en niveles sanos y funcionales
relax

En la vida cotidiana se viven situaciones que involucran cierto grado de estrés. Se trata de un sentimiento de tensión física o emocional que se produce de manera automática y natural ante situaciones o pensamientos que nos resultan amenazadores, frustrantes o desafiantes. 

 Actualmente, los seres humanos se encuentran ante situaciones disparadoras de estrés en casi todos los ámbitos del día a día. El cuerpo tiene una respuesta física y mental cuando se encuentra frente a posibles peligros –desde un accidente automovilístico hasta un examen en el colegio- y se llama respuesta de lucha y huida. 

Cuando la mente reconoce la presencia de algo aterrador, se liberan ciertas hormonas, lo que activa la respuesta de lucha y huida. A partir de ahí, la amígdala procede enviando señales al hipotálamo para que active el sistema nervioso simpático, provocando cambios físicos en el cuerpo que lo preparan para luchar o huir.

Si bien el estrés es una respuesta natural del cuerpo y hasta puede ser beneficiosa si los niveles son bajos (estrés positivo), a veces se torna en un estado constante, incluso cuando no hay situaciones de peligro. Es en estos momentos donde se necesita reconocer la situación en la que se encuentra y buscar las maneras de “bajar un cambio”.

Estar constantemente estresado puede ser el detonante de futuras afecciones como: presión arterial alta, insuficiencia cardíaca, depresión o ansiedad, problemas en la piel, problemas menstruales, mala memoria, pérdida de peso, problemas estomacales, diarrea o estreñimiento, entre otros.

Relajación como método para bajar el estrés

Muchas personas recurren a una de las técnicas de autocontrol del estrés más conocida y funcional: la relajación. Esta técnica trae muchos beneficios, algunos de ellos son: sensación de bienestar, mayor control sobre lo que ocurre en el cuerpo, reduce la tensión arterial, ayuda a romper el círculo vicioso de pensamientos negativo, baja los niveles de cortisol (la hormona del estrés) de nuestra sangre, reduce la tensión muscular, entre otros.

Para poder relajarse, aprender a usar la respiración es muy útil. La respiración diafragmática consiste en colocar una de las manos sobre el pecho y la otra en el abdomen. Se debe inhalar lentamente por la nariz y contar hasta dos. A medida que inhale, el abdomen debe empujar la mano y el pecho debe permanecer quieto. Luego hay que expulsar el aire lentamente por cuatro segundos. A medida que expulsa el aire, debe sentir que el estómago se hunde. Esta respiración activa nuestro sistema de relajación y nos permite rebajar el nivel de estrés.

La técnica de respiración 4-7-8, por ejemplo, consiste en inspirar durante 4 segundos, sostener la respiración durante 7 segundos y exhalar por 8 segundos. Utilizar ese tipo de patrones reduce la ansiedad y el estrés, ya que relaja al cuerpo y oxigena mejor el cerebro. Se suele recomendar que al usar esta y otras técnicas, la persona pueda estar en una posición cómoda y alejada de distracciones o lugares ruidosos.

Otra técnica es la relajación muscular progresiva donde se contraen y relajan cada grupo muscular. Se puede comenzar por la cabeza y el cuello, e ir bajando hasta los dedos de los pies. Se deben contraer los músculos durante aproximadamente cinco segundos, luego relajarlos durante 30 segundos, y repetir.

Aunque estos ejercicios puedan hacerse desde casa y tomen solo unos minutos al día, es importante saber que no reemplaza la ayuda y correcto diagnóstico de un profesional en la salud mental. No es vergonzoso ni tabú recibir ayuda de esta índole. La cabeza controla todo lo que pasa en nuestro cuerpo, si esta no se encuentra bien nuestro cuerpo tampoco lo va a estar.

Reconocer y entender los padecimientos mentales es un valioso primer paso para romper con estereotipos y falsas creencias, superando así los prejuicios y la estigmatización hacia las personas con enfermedad mental. La salud mental es igual o más importante que la física.

En la página de argentina.gob se puede obtener más información sobre la salud mental y la ley 26.657: https://www.argentina.gob.ar/salud/mental-y-adicciones/que-es

Te puede interesar