Alas del alma: 26 años brindando espacios de recreación y contención a personas con discapacidad

La Fundación “Alas del alma” nació en 1996, en Cipolletti, a partir de la necesidad de un grupo de padres de ofrecer espacios de recreación, contención y capacitación para sus hijos e hijas con discapacidad.
Alas del alma

Desde ese entonces, hasta la actualidad, el crecimiento es continuo, acompañando actualmente a casi 90 personas de distintas edades de Cipolletti, Balsa Las Perlas, Allen, Fernández Oro y localidades de Neuquén.

“Contamos con un Centro de Día, un Centro Terapéutico y un predio rural para realizar actividades recreativas ecuestres adaptadas. Estamos categorizados por Provincia y Nación, lo que ha permitido generar distintos convenios con mutuales y municipios”, comentó Susana Rotella, referente de la Fundación.

Además, tiene un amplio equipo profesional dedicado a la atención integral de las personas, “especialmente para las actividades de equinoterapia e hidroterapia; dos propuestas que requieren hasta cuatro profesionales asistiendo a una persona, para garantizar el acceso a las mismas”.

“La equinoterapia es una de las disciplinas más lindas y que más satisfacciones da, pero requiere una infraestructura muy grande. Permite que las personas que no tienen acceso a otros talleres puedan estar al aire libre, cambiar de posición, elevarse, ver el mundo no solo desde una silla de ruedas, o de una cama. La satisfacción es la alegría que trasmiten las personas, eso hace que el esfuerzo valga la pena”, contó.

Diariamente, más de 45 personas se desempeñan en el plantel de la Fundación, incluyendo a quienes dictan diversos talleres semanalmente, gracias al trabajo mancomunado con la Provincia, a través del programa GESTOS, que coordina la Subsecretaría de Políticas Públicas para las Personas con Discapacidad: “Ha hecho que todas las instituciones tengamos un sostén, un norte, agrupando y ordenando a todas las instituciones de Río Negro”, resaltó.

En los últimos días también se concretó un aporte por parte del Gobierno, que permitirá avanzar sobre uno de sus proyectos a corto plazo: “un pequeño espacio cerrado para las actividades de equinoterapia”, para el resguardo de los caballos, los elementos, especialmente durante el invierno.

Este año, Alas del alma celebra sus 26 años ininterrumpidos –ni siquiera por la pandemia- al servicio de la comunidad de la región. El festejo será doble – anunció Rotella.

Te puede interesar