Ataques rusos matan a más civiles en el este de Ucrania y vuelven a alcanzar Mikolaiv

Las renovadas hostilidades llegaron un día después de que Rusia bombardeara ciudades y poblados del este y sur de Ucrania y matara a 17 civiles, según autoridades locales, luego de que su ministro de Defensa ordenara intensificar las operaciones militares.
Ucrania

Bombardeos rusos mataron este domingo a tres civiles más en la región del este de Ucrania que Rusia busca conquistar y alcanzaron instalaciones industriales en la sureña ciudad ucraniana de Mikolaiv, informaron autoridades.

Las renovadas hostilidades llegaron un día después de que Rusia bombardeara ciudades y poblados del este y sur de Ucrania y matara a 17 civiles, según autoridades locales, luego de que su ministro de Defensa ordenara intensificar las operaciones militares.

Otros tres civiles murieron y una decena resultó herida el sábado a la noche en ataques con artillería rusos en la provincia oriental ucraniana de Donetsk, una de las dos que forman la región del Donbass, informó hoy su gobernador.

"Los rusos han matado a tres civiles en Donetsk: dos en Udachni y uno en Pokrovsk. Otros 12 han resultado heridos", dijo el gobernador Pavlo Kirilenko en la aplicación de mensajería Telegram, informó la agencia de noticias DPA.

Rusia ha dicho que el principal objetivo de su ofensiva en Ucrania es conquistar la fronteriza región del Donbass, el corazón industrial del país vecino, donde están desplegadas las unidades militares ucranianas más experimentadas y mejor equipadas.

Rusia afirma que ya capturó toda la provincia de Lugansk, la otra que forma el Donbass, pero Ucrania asegura que aún domina dos pequeños poblados en la provincia, y que ha repelido intentos rusos de ampliar sus conquistas en Donetsk.

El Estado Mayor ucraniano dijo este domingo que las tropas del país habían frustrado intentos del Ejército ruso de avanzar hacia Sloviansk, una de las tres grandes ciudades de Donestk que controla Ucrania, sede del cuartel general de las unidades del Donbass.

El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, visitó el sábado a las tropas en el frente del Donbass y les ordenó "intensificar las acciones en todas las áreas de operaciones".

Más al oeste, en el sur de Ucrania, el alcalde de Mikolaiv dijo que misiles rusos alcanzaron hoy una instalación industrial en la ciudad, sede de los astilleros más importantes de Ucrania y ubicada en el estuario del río Bug Meridional.

El alcalde, Oleksandr Senkevych, dijo que no tenía informaciones de víctimas.

Mikolaiv ha sido blanco de reiterados ataques con misiles en semanas recientes.

Rusia ha dicho que otro de sus objetivos es cortar todo el acceso de Ucrania al mar Negro, desde Rusia hasta Rumania.

Eso daría un golpe mortal a la economía ucraniana y permitiría a Moscú establecer un puente terrestre hacia una región prorrusa de Moldavia, Transnistria, donde hay una base militar rusa.

En las primeras semanas de la ofensiva rusa, Ucrania rechazó un intento de Rusia de capturar Mikolaiv, que se ubica sobre el mar Negro entre la ciudad portuaria ucraniana de Odesa y la península de Crimea, que Moscú se anexionó en 2014.

Te puede interesar