El equipo de pasteleros argentinos hizo podio y logró el pase al Mundial

La selección nacional integrada por Lucas Carballo y Matías Dragún consiguió un tercer puesto en Chile, detrás del local y de Estados Unidos. Prepararon una escultura de caramelo y otra de chocolate, un postre o torta helada emplatado y un “lollipop” o paleta. Así se ganaron un lugar en la Copa del Mundo de Lyon, Francia, a disputarse en enero próximo.
pasteleros

Literalmente el seleccionado argentino, los Pampa, hizo magia, ya que fue el tema que eligió para sus presentaciones. Galeras, conejos, magos y naipes que cautivaron el paladar de los jurados, les hicieron merecedores de un lugar en el podio de la Copa América, detrás del local,  Chile y de Estados Unidos y le otorgaron un boleto para el Mundial de Pastelería que se desarrollará en enero en la ciudad francesa de Lyon.

“Estamos muy felices de haber hecho podio -cuenta a Télam Lucas Carballo, uno de los integrantes del equipo, desde Santiago, antes de subirse al avión que lo traerá de vuelta a Buenos Aires-. Ahora descansamos el fin de semana y el lunes nos volvemos a reunir para pensar la estrategia para el Mundial y empezar a entrenar”.

La avanzada nacional en Santiago estuvo compuesta por el capitán, Néstor Reggiani, actual presidente de la Cámara de Confiterías de la Asociación de Hoteles, Restoranes, Confiterías y Cafés (AHRCC); Matías Dragún, especialista en helado y en chocolate, al que los organizadores presentaron como el "chocolate candidate" o candidato de chocolate; y Carballo que se ocupó de las realizaciones en caramelo y por eso en las redes de la Copa fue designado como el "sugar candidate". El “DT” del grupo fue Mariano Zichert, quien ya representó a Argentina en varias competencias mundiales. Como la competencia de Lyon requiere un participante más, en estos días se sumará al equipo David Giménez.

El campeonato que se desarrolló este miércoles supo ser latinoamericano, pero en esta edición fue americano ya que a los habituales Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador y México, se sumaron Estados Unidos y Canadá. En total fueron ocho equipos y Argentina se ubicó tercero. En cambio en Lyon tendrá que medirse con otros 23 combinados de todos los continentes. 

La competencia duró unas cinco horas y se desarrolló en un “box” o espacio individual en el que estuvieron solo Carballo y Dragún. Ambos prepararon  una escultura de caramelo y otra de chocolate, un postre o torta helada emplatado y un “lollipop” o paleta. En todos los casos respetaron el tema de la magia.

“Elegimos sabores frutales: maracuyá, coco, mango y lima, porque fuera de Argentina no son tan dulceros como nosotros”, asegura Carballo, quien cuenta que fue una semana de mucho nerviosismo y que debieron trasladar a Santiago tanto la materia prima elegida como su equipamiento y herramientas. “Ahora tenemos puesta la mira en Lyon”, avisa.

Te puede interesar