Río Negro desarrollará junto al INTI proyectos de eficiencia y diagnóstico energético

Locales 24 de marzo de 2021
La Secretaría de Estado de Energía de Río Negro y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial firmaron en Cipolletti un convenio de cooperación para el desarrollo de tres proyectos que promueven el aprovechamiento de recursos, la eficiencia y el diagnóstico energético en edificios públicos.
INTI RN

Los máximos representantes de la Secretaría de Estado de Energía de Río Negro y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) firmaron en Cipolletti un convenio de cooperación para el desarrollo de tres proyectos que promueven el aprovechamiento de recursos, la eficiencia y el diagnóstico energético en edificios públicos.

“Hicimos un repaso por todos los proyectos en los que venimos trabajando y todos los que tenemos en carpeta para trabajar a futuro y que tienen que ver básicamente con la eficiencia energética”, resumió la secretaria de Energía, Andrea Confini.

La funcionaria contó que se habló de lo que se viene haciendo en los edificios públicos municipales y provinciales. “Vamos a seguir esforzándonos con las escuelas y veremos la posibilidad de implementar eficiencia energética también en los hospitales que hoy tienen una gran ineficiencia en su consumo energético. También hablamos del sector privado, donde ya tenemos algunas experiencias, como en clubes y galpones de empaque, como para poder trascender al sector productivo con las mismas experiencias que implementamos en el sector público”, adelantó.

El presidente del INTI Argentina, Rubén Geneyro, destacó el trabajo conjunto que se viene realizando con Río Negro en materia de eficiencia energética y consideró que el INTI puede hacer un aporte sustancial. “Esperamos eso también trasladarlo al sector industrial, que es un trabajo que vamos a consolidar y en el cual tenemos muchas expectativas porque es un eje central de los próximos años”, estimó.

Los proyectos

Uno de los proyectos está enmarcado dentro de la política de diversificación de la matriz energética provincial, y consiste en caracterizar el potencial uso energético de residuos de biomasa en el Alto Valle rionegrino. Para lo cual se estudiarán las características técnico económicas que tornen viable el aprovechamiento de los residuos generados por 80 establecimientos industriales que funcionan entre Contralmirante Cordero y Chichinales.

Esta caracterización de residuos se realizará principalmente sobre los sectores industriales vitivinícolas, de frutos secos, frutihortícola, jugos concentrados y maderas.

El aprovechamiento de los residuos de biomasa no solo se presenta como alternativa para la generación térmica y/o eléctrica sino que constituye una solución sustentable a la disposición final de los residuos de este tipo generados en la zona. Además de constituir en una oportunidad más en la diversificación de la oferta del mercado laboral de la región.

En forma complementaria se aspira a que sirva de base para la creación un mapa de las fuentes renovables de energía disponibles y que son utilizadas en las distintas regiones, municipios y parajes provinciales. “La idea es que sirva de base para el diseño e implementación de políticas públicas, proyectos u otros programas que impulsen el uso de energías renovables”, resumió Confini.

Los otros dos proyectos ya se encuentran en marcha desde hace un mes y están relacionados con el análisis del diagnóstico energético de edificios públicos, uno de los pilares del Programa de Uso Racional y Eficiente de la Energía (PROUREE) que lleva adelante el Gobierno Provincial.

Uno de ellos se está ejecutando en ocho municipios del Valle Medio que se sumaron al programa. Allí se comenzó a implementar el diagnóstico energético de sus edificios públicos a través de la capacitación de sus agentes y con la medición del consumo, a partir del análisis de una serie de variables que se introduce con un software especial orientado al funcionamiento de la administración pública.

En paralelo, ya se inició la medición del comportamiento energético de dos escuelas secundarias, una en Allen y otra en Cipolletti, más el Centro Administrativo Provincial de Bariloche. El objetivo en estos casos es conocer el consumo energético de estos edificios, los factores que los afectan e identificar y evaluar las distintas oportunidades de ahorro, en función del costo-beneficio de su implementación.

En todos los casos, según se desprende del acuerdo firmado hoy, se contará la asistencia técnica del INTI y la financiación a través del Consejo Federal de Inversiones (CFI).

Te puede interesar