La UBA tiene listo un protocolo para un regreso "escalonado" a las clases presenciales

Nacionales 07 de octubre de 2020
El rector de la Universidad de Buenos Aires explicó que el protocolo establece cantidad de personas en el edificio y el otorgamiento de "turnos" para determinar plazos de tiempo y momentos en los que el alumnado podría concurrir presencialmente a cada sede.
UBA

El rector de la UBA, Alberto Barbieri, afirmó hoy que la Universidad de Buenos Aires ya tiene "preparado" un protocolo "para el momento en el que las autoridades nacionales permitan el regreso" a las clases presenciales en forma "escalonada", con un criterio en el que priorizarían aquellas materias y prácticas a las que, por esencia, no se les pudo dar una continuidad virtual en el marco de la pandemia.

En este sentido, Barbieri explicó que hay "prácticas que están suspendidas" porque no hay modo de realizarlas de manera online, como es el caso de asignaturas de las carreras de Odontología, Medicina y Veterinaria, entre otras, con lo cual, sus estudiantes "tienen un retraso" en su formación a raíz de la suspensión de la presencialidad producto de la pandemia.

"En la Universidad tenemos preparado el protocolo para que el momento en que las autoridades sanitarias permitan el regreso, aunque sea de forma escalonada", dijo esta mañana el rector de la UBA en declaraciones formuladas a Radio La Red.

En este contexto, planteó que esa posible recuperación parcial y paulatina de la presencialidad podría darse "priorizando aquellos tramos de la carrera como el último año o materias prácticas, que no se pueden dar en pandemia porque no se pueden virtualizar".

Así lo expresó a poco de que el ministro de Educación, Nicolás Trotta, encabece esta tarde una reunión con las autoridades educativas de todo el país para avanzar en propuestas tendientes a habilitar algunas actividades en escuelas con estudiantes del último año de la primaria y del último del nivel secundario, según el marco de prioridades para el regreso a las aulas aprobado ya por el Consejo Federal de Educación.

Con respecto a esa situación, el rector de la Universidad de Buenos Aires consideró esta mañana que, "después de tantos meses" de clases virtuales, "hay situaciones que son angustiantes".

"Vivimos esta situación con gran angustia y con compromiso para que todos los alumnos tengan educación virtual mientras se pueda volver a una presencialidad, aunque sea limitada", señaló Barbieri.

En este sentido remarcó que, "por un lado hay gente que está angustiada por la posibilidad de que sus hijos puedan volver a tener clases y tienen miedo al contagio, y, por el otro, los que dicen que ya no pueden estar en su casa sin contactos con otros alumnos".

En cuanto al protocolo que la UBA -según aseguró- ya tiene preparado, el rector dijo que establece "un aforo por aulas, equis cantidad de personas en el edificio (dependiendo de la sede)" y el otorgamiento de "turnos", es decir que plazos de tiempo y momentos en los que el alumno podría concurrir presencialmente a la sede universitaria.

Además, del mismo modo en el que ocurriría en los niveles primario y secundario, en la previsión de la UBA el retorno escalonado a la presencialidad llevaría a la coexistencia en el mismo período de una mezcla de "la virtualidad con la presencialidad".

Barbieri enfatizó que en la carrera de Medicina hay un problema "adicional" y es que "los hospitales están abocados a la lucha para contra la Covid-19 y no pueden recibir a los alumnos del último año para darles las clases en la unidad hospitalaria", situación que -aclaró- se repite en muchos países.

"El ministro de Educación (Nicolás Trotta) nos comentó en la última reunión que tuvo con el comité de expertos, que está creando un coeficiente epidemiológico que va a calificar a cada área del país de acuerdo a determinadas variables, y, en función de eso, si están en el área verde o en el área roja para poder volver a tener determinadas actividades", explicó.

Por último, destacó el "acompañamiento y compromiso enorme" de los docentes universitarios para "reconvertirse a la virtualidad, que en horas cátedra exige mucho más que en forma presencial" y remarcó que "los protocolos se trabajan con todos los gremios docentes, teniendo en cuenta también los trabajadores con condiciones de riesgo". 

Te puede interesar