La Municipalidad de Cipolletti difundió un comunicado por la reestructuración de Zoonosis y la Guardería Canina

Locales 05 de junio de 2020
El municipio decidió implementar una reestructuración del área de Zoonosis y de la Guardería Canina de la Isla Jordán para un manejo más transparente de los recursos públicos y al mismo tiempo mejorar la calidad de la atención.
Guarderia canina isla jordan

El parte de prensa emitido por la muncipalidad respecto a la reestructuración del área de Zoonosis y de la Guardería Canina de la Isla Jordán, expresa:

Guardería Canina: El Municipio de Cipolletti dice la verdad

La secretaría de Fiscalización de la municipalidad de Cipolletti decidió implementar una reestructuración del área de Zoonosis y de la Guardería Canina de la Isla Jordán para un manejo más transparente de los recursos públicos y al mismo tiempo mejorar la calidad de la atención.

Esto fue producto de que existían servicios que no se brindaban, medicamentos vencidos, gastos extraordinarios no siempre justificados y estas fueron las razones centrales que nos llevaron a tomar esta determinación.

El Aislamiento Social Obligatorio por la pandemia de Coronavirus definida por el gobierno nacional a partir del 20 de marzo, obligó a redefinir los turnos del personal y los servicios de castraciones. 

1.       Desmanejos y nuevo responsable del área

La secretaría desplazó al anterior responsable de Zoonosis por no cumplir con las expectativas para la División y manejos no siempre justificados. 

En las oficinas del área se encontró una importante partida de medicamentos anti parasitarios vencidos, que se habían adquirido para el uso en la Guardería. El hecho demostró un inadecuado manejo de los recursos y una desidia en el cumplimiento de la tarea. 

Desde la gestión anterior, el sector de Zoonosis manejaba una caja chica de $ 100.000 mensuales para la atención de urgencias de distinta naturaleza, que en algunos casos no eran justificables. Desde esta gestión se centralizó el manejo presupuestario. 

2.       Ordenamiento en la atención de la guardería

La gestión municipal decidió ordenar el funcionamiento de la Guardería Canina para que sea posible realizar un seguimiento de las mascotas y de las diferentes intervenciones. A fines de marzo, entró en vigencia la cuarentena obligatoria por la pandemia de Coronavirus. Un porcentaje importante de empleados municipales que se encuentran en los grupos de riesgo y debieron permanecer en sus hogares. Hubo que reasignar turnos y establecer protocolos de seguridad. En el caso de la Guardería Canina, se solicitó a las diferentes organizaciones de Proteccionistas finalizar sus intervenciones a las 18 horas, las cuales fueron oportunamente notificadas.  

3.       Violación de la normativa y maltrato al personal

La mayoría de las asociaciones de proteccionistas interpretaron esta necesidad de limitar movimientos, menos una. Se reiteraron las conversaciones telefónicas con María Soledad Acosta sin que accediera a firmar el aviso. Hasta que el día 2 de mayo un grupo liderado por ella ingresó al predio de la Isla Jordán después de las 18. Y cuando se les solicitó que se retiraran, insultaron y maltrataron al personal municipal. Se efectuó la correspondiente exposición policial. La situación se reiteró en varias oportunidades, con idéntica carga de agresividad y destrato a los empleados. 

4.       Liberación de animales peligrosos y adopciones sin justificar

En varias oportunidades, integrantes de este grupo de proteccionistas ingresó al predio fuera del horario administrativo para retirar mascotas que se entregaron en adopción. Nunca se llevó ningún registro de eso. El 24 de mayo, se debió realizar una denuncia penal por la irrupción y el forzamiento del ingreso para el retiro de una mascota que se encontraba bajo tratamiento médico. Ese mismo día se llevan dos animales que habían sido retirados de la zona céntrica por orden judicial, ya que habían atacado a una mujer. 

5.       $ 2,4 millones en alimentos

El municipio destinará un total de 2.4 millones de pesos para la compra de alimento para las mascotas que se encuentran en la Isla Jordán. El valor nutricional del mismo fue elaborado por los médicos veterinarios que asisten al lugar. 

6.       Presupuesto anual de $ 12 millones

Este año, el municipio invertirá 12 millones de pesos para el funcionamiento de Zoonosis. Ello incluye el programa de mejoramiento de la Guardería Canina, la alimentación y la compra de medicamentos; el programa de castraciones y diferentes intervenciones que debe realizarse desde el municipio. 

7.       Castraciones: ampliación y protocolos de seguridad

La cuarentena obligó a la municipalidad a paralizar su política de castraciones de animales domésticos. Fue una decisión de carácter sanitaria. Y antes de que en el resto del país, se retomó la actividad con protocolos de seguridad muy estrictos. Nuestra obligación como municipio es resguardar a los vecinos y a los empleados municipales.  

8.       Más personal, más lugares de atención

Si antes había un solo médico veterinario, hoy tenemos 3 profesionales y 3 asistentes. Se reactivó el funcionamiento del quirófano fijo ubicado en el Club San Martín; y se pone en funcionamiento otro en la Isla Jordán. Se activarán dos quirófanos móviles.

En la Guardería Canina se desempeñan seis empleados municipales: cuatro que cumplen funciones de lunes a viernes; más dos serenos los fines de semana.

Son las medidas que podemos implementar desde un municipio como Cipolletti. Hay ciertos sectores que esperan mucho más. Lo concreto es que siempre, y más aún en tiempos de crisis, es necesario adoptar prioridades. Esto demuestra que la protección de las mascotas está incluida en nuestra gestión y en el accionar de todos los días. 

Solo la mala intención o una interpretación ajena a esta situación pueden motivar los ataques y descalificaciones que realizan a diario. Esperamos que reflexionen y que digan la verdad. La guardería canina es de [email protected] los cipoleños; no de un grupo.

 

Te puede interesar