Comenzó el juicio por la muerte de Santiago Sagredo contra tres policías de la Comisaría 4°

Locales 26 de febrero de 2020
Sagredo falleció en abril de 2016, mientras permanecía detenido en el interior de la comisaría Cuarta de Cipolletti.
Sagredo

Tres policías son acusados por homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público. A uno de ellos además se les imputa el delito de falsificación de documento público. Sagredo falleció en abril de 2016, mientras permanecía detenido en el interior de la comisaría Cuarta de Cipolletti.

En los alegatos de apertura de la acusación, el fiscal Martín Pezzetta explicó que el 15 de abril de 2016 alrededor de las 01:30 horas, Sagredo fue detenido por una contravención mientras conducía en un serio estado de intoxicación alcohólica su automóvil.

Al detenerlo, los imputados – quienes prestaban funciones en la Comisaría Cuarta de Cipolletti – incumplieron las normativas previstas en las leyes provinciales 4.562 y 1.965, entre otras, ingresando a la víctima al calabozo sin brindarle atención médica.

“No llamaron al médico ni lo trasladaron al hospital. Tampoco pidieron instrucciones a la Jueza de Paz y en el periodo de detención no lo controlaron”, señaló el fiscal Martín Pezzetta. Agregó que el fallecimiento de Sagredo habría sido evitable con la asistencia profesional pertinente y que si se hubiera cumplido con la reglamentación legal vigente no se estaría desarrollando este juicio.

Surge de la acusación que los uniformados actuaron de forma negligente, violando el deber de cuidado y de forma antirreglementaria por no haber observado los deberes a su cargo.

La calificación legal del caso es la de homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público para los tres acusados. A uno de ellos en particular, también se lo acusa de adulterar el parte diario con le fin de eliminar evidencia incriminantes en su contra.

La querella particular a cargo del abogado Oscar Pandolfi agregó que nuestro país había adherido al Pacto de Estambul que dispone que las personas que son detenidas en estado de ebriedad deben ser conducidas a un centro de salud o recibir asistencia médica de forma inmediata.

El defensor oficial, Marcelo Caraballo que representa a uno de los imputados y el defensor particular, Carlos Vila, coincidieron en que durante el juicio, los acusadores no podrán probar un nexo de causalidad entre la supuesta omisión a sus deberes con el fallecimiento de Sagredo.

Tras los alegatos de apertura, comenzó la ronda de declaraciones con los testimonios de la pareja de la víctima fatal y de su madre.

El Tribunal que interviene en el juicio está integrado por el Juez Guillermo Baquero Lazcano y las Jueza Alejandra Berenguer y María Agustina Bagniole. Según lo dispuesto por la oficina judicial, el debate oral y público se extenderá hasta el próximo lunes.

Te puede interesar