Banco Patagonia Marzo 2019

Londres, París y Berlín dan un primer paso para imponer sanciones contra Irán

Internacionales 15 de enero de 2020
El Reino Unido, Francia y Alemania redoblaron la presión contra Irán al activar un mecanismo que podría desembocar en sanciones económicas, en respuesta a los intentos de la República Islámica de anular partes del acuerdo nuclear firmado en 2015.
Iran

El Alto Comisionado de la Unión Europea para las Relaciones Exteriores, Josep Borrel, quien supervisa el cumplimiento del pacto nuclear sellado entre el G5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia) e Irán, informó de este paso, un año y medio después que Washington abandonara unilateralmente el acuerdo y volviera a imponer sanciones contra la economía de Teherán.

Berlín, Londres y París informaron que están activando el "mecanismo de disputa" incluido en el acuerdo porque se han quedado sin opciones, "dadas las acciones" de Teherán tras la escalada militar con Estados Unidos, y señalaron que el objetivo de este movimiento es dejar asentadas sus preocupaciones.

"Las acciones desestabilizadoras de Irán deberían servirnos a todos de recordatorio del peligro que correría la región, y el mundo, si llegara a adquirir un arma nuclear. No podemos permitir que eso suceda", manifestó el canciller británico, Dominic Raab.

En paralelo, su par alemán, Heiko Maas, consideró que ya no podían dejar sin respuesta "las crecientes violaciones iraníes del acuerdo nuclear".

"Nuestro objetivo es claro: queremos preservar el pacto y llegar a una solución diplomática dentro del acuerdo", aseguró, citado por la cadena de noticias CNN.

"Abordaremos esto junto con todos los socios en el acuerdo. Hacemos un llamado a Irán a participar de manera constructiva en el proceso de negociación que ahora está comenzando", agregó Maas, en un comunicado.

En el momento de la salida de Estados Unidos en 2018, Irán cumplía todos los compromisos del acuerdo, según los auditores internacionales de la OEA. Sin embargo, tras más de un año de crecientes sanciones financieras y de no conseguir que las potencias europeas reemplacen las perdidas causadas por la política estadounidense, Irán resolvió retomar su programa nuclear, sin limitaciones.

Borrel explicó hoy que la medida de las potencias europeos no implica que las sanciones se vuelven a imponer automáticamente, dado que el mecanismo abre un período de dos semanas para que los ministros se sienten a resolver la disputa y da la posibilidad de extender ese plazo por hasta 20 días más si todos las partes están de acuerdo.

El objetivo es volver a sentar a Irán a la mesa. Sin embargo, la República Islámica respondió prometiendo una "respuesta seria y contundente", informó la agencia de noticias iraní Irna.

Teherán "esta totalmente lista para responder a cualquier buena voluntad y esfuerzo constructivo" para mantener el pacto vigente, expresó en un comunicado el vocero de la Cancillería, Abbas Mousavi, quien, sin embargo, recordó que los pedidos a las potencias europeas.

Los otros dos países firmantes del acuerdo, China y Rusia, no se sumaron a la medida de presión contra Irán.

"Esperemos que este paso no complique aún más la situación", escribió en Twitter el embajador de Rusia ante las organizaciones internacionales en Viena, Mikhail Ulyanov.

En medio de esta creciente tensión, el presidente estadounidense Donald Trump propuso negociar un nuevo acuerdo, una propuesta a la que se sumó hoy el premier británico, Boris Johnson.

"El presidente Trump es un magnífico negociador, según él mismo y muchos otros dicen. Trabajemos juntos para reemplazar el pacto nuclear y obtener en su lugar un 'acuerdo Trump'", afirmó el líder conservador en una entrevista con la BBC.

Te puede interesar