Banco Patagonia Marzo 2019

Solicitan veintitrés años de prisión por matar a su hermana

Locales 19 de septiembre de 2019
El crimen sucedió el pasado 29 de mayo de 2018 alrededor de las 21 horas, mientras el acusado y su hermana, Juana Dora García, se encontraban en la vivienda que compartían con su madre en calle O'Higgins al 900 de Cipolletti.
Crimen

La fiscalía de delitos contra las personas requirió veintitrés años de prisión para el hermano de Juana Dora García, quien fuera declarado culpable por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. El defensor oficial, Juan Pablo Piombo, solicitó que la condena sea el mínimo legal previsto, es decir, diez años y ocho meses de cárcel.

Por el Ministerio Público Fiscal participaron de la audiencia el fiscal Martín Pezzetta y el fiscal jefe, Santiago Marquez Gauna.

En su alegato, la fiscalía se centró en la extensión del daño, la naturaleza de la acción desplegada por el imputado y en los motivos que llevaron al acusado a delinquir, siendo estos algunos de los elementos a tener en cuenta a la hora de fijar el monto de la pena.

El fiscal refirió que si bien no está contenido el vinculo de hermanos como un homicidio calificado el mismo debía ser puede valorado como un agravante a la hora de mensurar la pena. Por otro lado, expresó que es estaba ante uno de los casos más graves de los cuales tuvo que intervenir, en cuanto a la modalidad utilizada por el acusado para causar la muerte de la víctima.

Siguiendo distintos parámetros jurisprudenciales, entendió que la pena ajustada para el caso era la de veintitrés años de prisión efectiva.

El defensor oficial, Juan Pablo Piombo, consideró que la pena aplicar debía ser la del mínimo legal previsto para la figura, es decir, diez años y ocho meses de prisión.

Al respecto tuvo en cuenta que el imputado no contaba con antecedentes penales y que las posibilidades de que su tutelado reincidan según tres informes periciales y eran mínimas.

Recordó los parámetros fijados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación y que la finalidad de la pena era para la reinserción del condenado y no para su castigo. Finalmente, sostuvo que más allá del hecho por el cual fuera hallado responsable el imputado no era una persona violenta y que durante el proceso judicial había demostrado un sincero arrepentimiento por todo lo ocurrido.

El Tribunal de Juicio, integrado por los jueces Julio Sueldo, Marcelo Gomez y Laura Gonzalez Vitale, informó que dará a conocer la totalidad de la sentencia el próximo martes en horario a definir por la Oficina Judicial.

El hecho llevado a juicio sucedió el pasado 29 de mayo de 2018 alrededor de las 21 horas, mientras el acusado y la víctima se encontraban en la vivienda que compartían con su madre en calle O'Higgins al 900 de Cipolletti. En esas circunstancias, los hermanos habrían mantenido un discusión tras la cual el hombre atacó a la víctima propinándole golpes en la cabeza y en el resto del cuerpo y asestándole más de veinte puñaladas con un arma blanca. Inmediatamente después de la agresión, el imputado tomó una escopeta con la que disparó contra la mujer provocándole la muerte.

Te puede interesar