Diputados británicos debaten retirar la invitación hecha a Trump para su visita.

Internacionales 20 de febrero de 2017
La primera ministra británica, Theresa May, invitó recientemente a Trump a realizar este año una visita de Estado que generó manifestaciones en contra en todo el país.
TMP_NEC_200217TrumpProtest09JPG

Este viaje ha generado una gran polémica, especialmente después de que el presidente de EE.UU. impusiera restricciones migratorias a los ciudadanos de varios países de mayoría musulmana.

Los diputados debatirán a partir de las 16.30 GMT esta petición, que ha reunido más de 1,8 millones de firmas a través de internet.

Además, la llamada «Coalición Parad a Trump» ha organizado varias protestas en contra del presidente estadounidense en varios puntos del país y que coincidirá con otra del grupo «Un Día sin Nosotros», que defiende la contribución de los inmigrantes en la sociedad británica.

La semana pasada, el Gobierno no quiso rebajar el nivel de la visita de Estado de Trump, ante la petición en la página web de la Cámara de los Comunes que alegaba que sería «embarazoso» para la Reina Isabel II recibir al mandatario republicano.   


Parodia de Theresa May's y Donald Trump Parodia de Theresa May's y Donald TrumpMay invitó a Trump en momentos en que busca negociar con EE.UU. un acuerdo comercial una vez que el Reino Unido salga de la Unión Europea (UE), previsiblemente en la primavera de 2019.

El viaje ha generado tal polémica en el Reino Unido que incluso el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, que está obligado a mantener la imparcialidad, manifestó recientemente durante una sesión parlamentaria su oposición a que el presidente de EEUU pronuncie un discurso en el palacio de Westminster, sede de las cámaras parlamentarias.

A raíz de las medidas migratorias de Trump, Bercow dejó claro la «oposición» de la Cámara de los Comunes «al racismo y el sexismo», así como su apoyo «a la independencia judicial».

Te puede interesar