Envejecimiento saludable: ¿Cómo prepararse para una vida plena?

En el marco del Día Internacional de las personas de edad, se buscó concientizar sobre los derechos y el apoyo intergeneracional hacia los adultos mayores, que duplicarán su población hacia 2050.

Tendencias - Vida y Ocio 08/10/2023
adultos

El envejecimiento saludable es un tema relevante en la sociedad contemporánea. Especialmente si se tiene en cuenta que, de acuerdo al informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), World Population Prospect, se espera que la población de adultos mayores se duplique en 2050 y llegue a las 1500 millones de personas en todo el mundo.

En este contexto, el 1° de octubre de cada año, el mundo se une para conmemorar el Día Internacional de las Personas de Edad, una fecha que invita a reflexionar sobre la importancia de valorar y respetar a los adultos mayores. Esta celebración fue establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1990, y desde 2021 cobra especial relevancia en el contexto de la Década del Envejecimiento Saludable (2020-2030).

¿Pero qué significa exactamente envejecer saludablemente y cuáles son los pilares para lograrlo? “De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), es el proceso de fomentar y mantener la capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez. Esta capacidad va más allá de la mera ausencia de enfermedades; implica poseer los atributos necesarios para ‘ser y hacer’ lo que es importante para cada individuo”, explica a la Agencia de Noticias Científicas de la Universidad Nacional de Quilmes, Jonathan Cohen, Subdirector de Hogar LeDor VaDor,  dedicado a brindar atención, cuidados y acompañamiento a las personas mayores. Esto refleja la noción de que envejecer no debería significar un declive inevitable de la calidad de vida, sino más bien una etapa en la que se pueden vivir experiencias plenas y satisfactorias.

Cuestión de hábitos

Para alcanzar un envejecimiento saludable es esencial adoptar un enfoque proactivo desde una edad temprana. En ese sentido, “la adopción de un estilo de vida saludable, como una dieta equilibrada y la práctica regular de ejercicio físico, es fundamental para mantener una buena salud a lo largo de la vida”. Estos hábitos deben cultivarse desde una edad temprana para cosechar sus beneficios en la vejez.

Además, es importante mantener a las personas mayores en el seno de la familia y la comunidad. El apoyo emocional y social proporcionado por el entorno familiar y comunitario contribuye en gran medida a la calidad de vida. Siguiendo esa línea, es crucial entender y anticipar sus necesidades y planificar en consecuencia. Esto incluye la prestación de atención médica y servicios de calidad, así como la adaptación de la infraestructura para hacerla más accesible.

No hay dudas de que los factores genéticos tienen incidencia en el envejecimiento saludable,
por lo que la preparación de cada persona para esa etapa de la vida será diferente, así como
también los hábitos que se deben llevar y las actividades que se podrán realizar. “De cualquier manera, independientemente de la genética de cada persona, la adopción de hábitos saludables en edades tempranas, el acompañamiento emocional, las dietas equilibradas, el mantenerse activos y sociales, y el ejercicio físico, son todas prácticas que, adaptadas a cada uno, siempre permitirán envejecer con mejor calidad de vida”, sostiene Cohen .

Por otro lado, es crucial la moderación en el consumo de sustancias perjudiciales como el cigarrillo y el alcohol ya que estos hábitos nocivos pueden acelerar el proceso de envejecimiento y aumentar el riesgo de enfermedades. 

Con todo, en un mundo en constante cambio demográfico, recordar y actuar en pro de los derechos de las personas mayores, no solo beneficia a esta generación, sino que sienta las bases para un futuro en el que el ser humano pueda envejecer con dignidad y disfrutar de una vida plena.

Por María Ximena Perez - Agencia de Noticias Científicas de la UNQ.

Te puede interesar
Lo más visto