FBU_1140x100px

Qué mirá bobo, Messi besando la Copa y la silueta del Dibu, los tatuajes con más rating del Mundial

Desde el inolvidable día que la Argentina se consagró por tercera vez campeona del mundo, comenzaron a multiplicarse los pedidos de tatuajes de personas que quieren llevar para siempre a sus ídolos y el recuerdo del triunfo en sus cuerpos.
tatuajes

Lionel Messi besando la Copa, las tres estrellas por los mundiales ganados, la carta del cinco de copas que "predijo" la consagración, "algo del Dibu" y las frases "Qué mirá, bobo" o "Elijo creer" se eternizaron esta semana en nalgas, antebrazos y piernas con tatuajes que surgieron de promesas hechas durante el fervor de los partidos y el amor de las y los hinchas a la Selección campeona en el Mundial de Qatar.

"Todos los días al levantarme lo primero que hago es mirarme el tatuaje, sonreír, cerrar los ojos y revivir ese momento", dijo a Télam Facundo Mariano Ventre, un joven de 26 años de Lomas de Zamora, fanático y socio de Racing Club, que quería que su dibujo fuera "lo más grande posible".

Facundo se tatuó una Copa del Mundo de 20 centímetros de largo en la parte posterior de su brazo izquierdo: "Después de los penales contra Francia festejé y automáticamente le mandé un mensaje a mi amiga Yael (@art.vtattoo) que me tatúa para que me dé un turno lo más cercano posible, que fue el martes, el día de la caravana", contó.

Desde el domingo pasado, cuando la Argentina se consagró por tercera vez campeona del mundo, comenzaron a multiplicarse los pedidos de tatuajes de personas que quieren llevar para siempre a sus ídolos y el recuerdo del triunfo en sus cuerpos.

El Estudio Yeyo Tattoos de la localidad bonaerense de Quilmes fue uno de ellos.

"Estamos atendiendo nueve horas por día nuestras redes sociales y no podemos bajar la barrera de los 1.500 mensajes de WhatsApp", dijo a Télam Romina Ortega, quien atiende el lugar que abrió en 2017 junto a su esposo, Yeyo Molina, el tatuador.

Sobre los motivos que piden para tatuarse, la mujer contó que "el 95% de los pedidos de estos días son Messi con la Copa, y algún 'Dibu' o Di María también", por el arquero Emiliano 'Dibu' Martínez y Ángel Di María.

Mercedes Vega Robles prometió en la fase de cuartos del Mundial que iba a tatuarse un "Messirve" y el número "10"; sin embargo, cuando vio al capitán del equipo besando la Copa del Mundo cambió de parecer.

"No tuve más remedio. Lo vi y dije 'eso me voy a tatuar'. También le agregué 'coronados de gloria vivamos' porque realmente fue acariciar la gloria eterna. Estos chabones además aman a la Argentina, están orgullosos de haber nacido en este país, y nos dieron una felicidad inexplicable a todo un pueblo que no la está pasando bien", contó la joven de 33 años.

Mercedes siempre fue más fanática de su club, Gimnasia y Esgrima La Plata, del que es socia desde que nació como su "viejo", su abuelo y sus hijos, pero el equipo que se conformó para disputar el Mundial de Qatar la conquistó.

"Estos chicos no sólo juegan lindo a la pelota y te dan ganas de sentarte a mirar todo el partido, sino que son tan mundanos que es imposible que no te pase nada por el cuerpo cuando los ves jugar, llorar, reírse", dijo Mercedes, que vivió el torneo "a dos televisores" en la "sede mundialista" (su casa) junto a amigas y amigos.

Sobre su labor como tatuador por estos días, Johnatan Ruiz, un joven de 29 años que trabaja en el estudio "Jolgorio y jarana barber tattoo", dijo: "Todos y cada uno (de los tatuajes) me emocionan por el hecho de que estoy marcando en la piel de mis clientes este momento tan hermoso que pasamos".

Uno de ellos, Mauricio Lionel Esbarranch (30), oriundo de San Miguel y "muy hincha de River Plate", lleva eternizada en su gemelo derecho una detallada Copa del Mundo, junto al resultado del partido contra Francia, la fecha del triunfo argentino y la carta del 5 de copas.

"La historia detrás del tatuaje comenzó con el documental de la Selección que salió por Netflix. En una parte Messi saca la carta 5 de copas. Días después en el trabajo en una charla con mis compañeros surgió la promesa de que si la Selección salía campeón me tatuaba el 5 de copas", contó a Télam.

En la previa a la final de la Copa América contra Brasil en 2021, el equipo argentino realizó un juego en el que cada uno de los jugadores debía sacar una carta de un mazo y adivinar cuál era con 10 intentos por persona; en su último intento, Messi dijo "cinco de copas", ya que había perdido cuatro finales con la Selección, y acertó.

Desde entonces, la carta significa para el equipo y muchos hinchas un mensaje de predestinación, por lo que se reproduce en tatuajes al igual que la frase "Elijo creer".

La silueta del 'Dibu' Martínez en su famoso gesto cuando recibió el premio al mejor arquero del Mundial, un hombre araña para homenajear a Julián Álvarez, los resultados de todos los partidos de Argentina en Doha y hasta el rostro del presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) Claudio 'Chiqui' Tapia, son algunos de los motivos que tatuadores eternizaron esta semana en la piel de sus clientes.

Pero también hay algunos que salieron "mal".

La cuenta de Twitter @kindakitty se encargó de reunir en un hilo las fotos de algunos de esos dibujos acompañadas de frases como "Marge, otra vez se mezclaron los jugadores" por un tatuaje en el que aparecen los guantes de un arquero y el nombre "Dibu Fernández", o "el presupuesto no alcanzó para las piernas", por un Messi de rodillas en el suelo con pies diminutos (@JujinovichV).

Tusnelda Zapata (25), de la ciudad neuquina de Chos Malal, miró todos los partidos con un amigo en su casa tomando mojito por cábala y antes del inicio del Mundial prometió tatuarse a Messi en su cola.

"El día después de la final le escribí a un tatuador y la idea del 'qué mirá bobo' fue de una amiga. Ya había decidido que me lo iba a tatuar en ese lugar", contó a Télam Tusnelda que lleva tatuado en su nalga la figura del "Mesías" junto a la frase histórica que dijo Messi luego del partido contra los Países Bajos junto al afamado "andá pa' allá".

Otros decidieron inmortalizar a sus ídolos, como Adrián Gerardo Azcona (31), de Quilmes, que se tatuó el 3 de la Selección por Nicolás Tagliafico junto a las tres estrellas.

"En el momento que vemos por la tele que Taglia iba a ser titular en la final del mundo, con mi familia nos pusimos súper contentos. Fue ver eso y decir 'fua, este pibe que salió de Banfield (club al que amo) nos está representando en una final y encima siendo titular'. En ese momento no lo dudé y dije 'si ganamos, me tatúo a Taglia'", dijo a Télam.

"El sacrificio de Nico y todos los pibes nos demostró que no importa de dónde sean tus orígenes: con esfuerzo, dedicación, en equipo y siendo buena persona podés llegar a lograr lo que te propongas, es por eso que decidí llevarlo grabado en la piel", aseguró con un sentimiento compartido con muchas de las personas que decidieron llevar un recuerdo del nuevo título mundial argentino.

 

Te puede interesar