FBU_1140x100px

Una start up argentina fue distinguida entre más de 80 compañías del mundo

Se trata de la firma Interbrain, dedicada al desarrollo de software educativo integrado con realidad virtual, realidad aumentada e inteligencia artificial, que participará en octubre de una de las misiones comerciales organizadas por la Cancillería argentina.
interbrain

Una empresa mendocina fue distinguida en el Congreso Mundial de Innovación y Tecnología (WCIT) realizado en Malasia, entre más de 80 firmas postuladas por las cámaras empresariales de todo el mundo.

Se trata de la firma Interbrain, dedicada al desarrollo de software educativo integrado con realidad virtual, realidad aumentada e inteligencia artificial, que participará en octubre de una de las misiones comerciales organizadas por la Cancillería argentina.

"Nos dedicamos a Acelerar el Aprendizaje usando herramientas Inmersivas, como la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada que permiten "aprender haciendo" es decir entre otros recursos hacemos Simuladores de entrenamiento que permiten practicar sin riesgo y a bajo costo", explicó a Télam uno de los fundadores de la compañía Rodolfo Giro.

Agregó que los "recursos interactivos son desplegados en una plataforma propia que también registra los resultados y con estos datos e inteligencia artificial genera analítica de Datos para mejorar los procesos de aprendizajes".

Estas herramientas son muy utilizadas en el mundo corporativo, por ejemplo para el entrenamiento de cirujanos, enfermeros, así como en la actividad minera y en la aeronavegación.

"El software es 100% nacional, los equipos de desarrollo están en Mendoza y en otros puntos del país", mientras que "el hardware, como los cascos de realidad virtual son importados", indicó.

La empresa comenzó en el 2018, y según Giro sus productos son "de los pocos que hacen una integración. No son sólo simuladores, sino que las simulaciones y otras actividades volcadas en la plataforma, te dan información. No solo se mide quien hizo el entrenamiento sino también como lo hizo":

También permite evaluar las llamadas "habilidades blandas", como por ejemplo el nivel de empatía que tienen los enfermeros que se capacitan con los simuladores; uno de los productos que más demanda tuvo en el año 2020.

La empresa radicada en Mendoza cuenta con 25 profesionales, la mayoría radicados en Mendoza pero también en Córdoba y Rosario, y estima tomar otros cinco profesionales antes de fin de año.

En el año 2020, con la pandemia, "muchos proyectos que teníamos en marcha se frenaron, pero nosotros seguimos contratando gente y estuvimos listos para cuando se aceleró la demanda. La pandemia bajó la incertidumbre al uso de estas tecnologías".

El foco de la compañía está ahora puesto en las misiones comerciales al exterior, con las cuales puedan "fortalecer" la estrategia de exportaciones, para lo cual valoran las giras organizadas por Cancillería tanto por la asistencia y la capacitación, como por "la posibilidad de conocer otras empresas que están en Argentina" con las cuales pueden asociarse para mejorar la propuesta final al comprador.

Consultado por las dificultades de personal calificado, Giro señaló que en su caso tienen diseñadores, moderadores 3D programadores, ingenieros y que "siempre fue difícil tener personal de estos niveles".

En ese sentido valoró positivamente el fondo para recursos altamente calificados de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el desarrollo Tecnológico y la Innovación, del ministerio de Ciencia.

"Hay mucho apoyo del Gobierno Nacional, y de las provincias para este sector", afirmó.

También indicó que en materia salarios, Argentina es "más cara" que otros países dolarizados, y que la contratación directa de programadores argentinos por parte de empresas extranjeras.

En cuanto al último caso, señaló que son salarios que "no derraman" en lo económico porque no pagan impuestos, y tampoco "generan conocimiento local", porque las "horas hombre son la base de la pirámide, y no son valor agregado exportable".

No obstante indicó que esa modalidad "se está revirtiendo" porque "las empresas se han dado cuenta de que necesitan cierta presencia física, porque sino no se genera cultura, y en este rubros la cultura es todo".

Al mismo tiempo porque "los creativos sienten que en esa modalidad remota no se reconoce la autoría y eso les pesa", indicó.

Te puede interesar