Las universidades deliberan en Córdoba por un sistema "más accesible y cercano a la sociedad"

Rectores, decanos, equipos de gestión, docentes, investigadores, no docentes, estudiantes y organizaciones sindicales y gremiales de Iberoamérica dieron inicio al Congreso Internacional de Universidades Públicas. En su apertura hubo más de 1.400 asistentes de instituciones académicas de América Latina y el Caribe.
Universidades CIUP 2022

El Congreso Internacional de Universidades Públicas (CIUP 2022) “Integración, innovación y agenda 2030” comenzó este jueves en la ciudad de Córdoba con demanda de profundas reformas en pos de un sistema académico “más accesible y cercana a la sociedad”, además de instar a los Estados a disponer del presupuesto para el financiamiento de la educación.

El foro es organizado por el Ministerio de Educación de la Nación, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), anfitriona del encuentro, y este jueves tuvo su apertura con más de 1.400 asistentes de instituciones académicas de América Latina y el Caribe, en su mayoría.

“Es nuestra obligación salir de esta reunión con acciones en conjunto de integración latinoamericana y con la convicción de que vamos a empezar a cumplir con la obligación que tenemos para mejorar nuestra sociedad, que es la que nos sostiene”, manifestó el rector de la UNC, Hugo Juri, durante el acto oficial de apertura del CIUP 2022.

Asimismo consideró una necesidad de este encuentro para “reafirmar los principios de la universidad pública para América Latina”, a los efectos de “dar pasos inmediatos de integración académica, científica y tecnológica entre las universidades públicas latinoamericanas”.

El ministro de Educación, Jaime Perczyk, saludó y dio la bienvenida a los participantes mediante la transmisión de un video en el cual sostuvo que “para garantizar el derecho a la educación se necesita presupuesto”, y que muchos países tienen “condicionamientos económicos” que les impiden esa inversión.

Asimismo ponderó como “un gran logro mundial que la educación sea considerada un derecho, porque esto no fue siempre así”, y que “tenemos que tener presente que cada vez que decimos derechos refleja la necesidad de presupuesto”, y en ese sentido aseveró que “no hay derecho si no hay financiamiento de la educación”.

El secretario de Políticas Universitarias (SPU), Oscar Alpa, también estuvo presente para destacar que “en Argentina las universidades son para para todos y todas, también para los obreros y sin aranceles para que el acceso sea libre y gratuito, porque lo paga la población”.

"No queremos comercializar nuestra educación superior, queremos seguir trabajando en este derecho humano universal y para eso estamos aquí reunidos para que ese derecho universal siga vigente, es bien público, ese bien social que debemos garantizar como Estado”, remarcó Alpa.

Por su parte el rector de la Universidad Nacional del Litoral y presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), Enrique Mammarella, dijo que en la región aún tenemos “universidades públicas con deuda”, por lo tanto convocó a “seguir trabajando por un sistema educativo de calidad e inclusivo”.

Además invitó a las autoridades universitarias a “avanzar con lo que podamos lograr sin la política pública y sin necesidad de leyes. Todo lo que hagamos y sea realmente transformador se convierte en cultura y para siempre”, remarcó.

Telémaco Talavera Siles, coordinador del Grupo Kirós, consideró que en materia de educación superior “tenemos una brecha muy grande, con inversiones muy bajas que se perciben en la ciencia y la tecnología y en términos académicos. Tenemos todavía un largo camino por recorrer”, manifestó a Télam el nicaragüense.

“Si no logramos un desarrollo humano desde el territorio y con proyección global, corremos el riesgo de convertirnos en consumidores de lo que producen los grandes oligopolios y los grandes organismos internacionales”, manifestó Talavera Siles y al respecto dijo que ese mecanismo conduce a la prevalencia de “élites con beneficios para pocos y de grandes consumidores sumidos a la pobreza”.

El CIUP2022 surge a partir de otros debates previos como la Conferencia Regional de Educación Superior de la Unesco para América Latina y el Caribe (CRES 2018), también realizada en Córdoba como parte de la celebración del primer centenario de la Reforma Universitaria de 1918, y la reciente Conferencia Mundial de Educación de la Unesco (CMES2022, en el mes pasado en Barcelona, España).

Hasta este viernes participarán rectores, decanos, equipos de gestión, docentes, investigadores, no docentes, estudiantes y organizaciones sindicales y gremiales de la comunidad educativa universitaria de Iberoamérica y otras regiones del mundo con la esperanza de generar un intercambio plural y enriquecedor.

En esa línea, se destaca que el Congreso apunta a valorizar al conocimiento como herramienta de transformación social, poniendo a la educación en el primer plano como un derecho humano, un bien social y una responsabilidad de los estados. Para ello, se fijaron tres objetivos centrales como ejes: la Innovación, la Integración y la Agenda 2030.

Mediante debates y exposiciones de varias comisiones, los ejes temáticos abordan temas como “Los desafíos de la Educación Superior para el siglo XXI”; “Construcción de la Agenda 2030 en y entre las universidades: una agenda para la integración e innovación”; “Ciencia abierta y participación ciudadana del conocimiento y la agenda científica”.

También “Políticas de género en la educación superior”; “ Pueblos indígenas, afrodescendientes y educación superior para el 2030”; “Cooperación para la salud” e “Interacción gremial en la Educación Superior: Diálogo de claustros”.

Te puede interesar