Se realizó en Neuquén la primera cirugía mini invasiva en el útero de una mujer embarazada de gemelos

Por primera vez se practicó una cirugía mini invasiva en el útero de una mujer con un embarazo gemelar de 21 semanas para solucionar un problema de tipo hemodinámico que hacía peligrar la vida de los fetos. La misma se realizó en el HPN.
CIrugia

La primera cirugía mini invasiva en el útero de una mujer con un embarazo gemelar de 21 semanas que se practica en Neuquén y en la Patagonia, se realizó hoy en el Hospital Provincial “Castro Rendón” de la ciudad de Neuquén (HPN), informaron fuentes oficiales.

La intervención quirúrgica, practicad para solucionar un problema de tipo hemodinámico que hacía peligrar la vida de los fetos (fetoscopía) fue coordinada por la Dirección y el Área Materno Infantil del HPN, junto a la Red Argentina de Medicina Materno-Fetal, dos profesionales de renombre nacional e internacional y personal del hospital.

El cirujano principal fue Savino Gil Pugliese de Córdoba, con la colaboración del profesor y doctor Mario Palermo de Buenos Aires, y Luis Fernández Miranda, médico tocoginecólogo del HPN.

La ministra de Salud, Andrea Peve, aseguró que “se trata de un procedimiento quirúrgico único en la provincia y en la Patagonia” y agregó que "se atendió a una embarazada que vino derivada por Ailín Montesino, del Hospital Chos Malal”.

Agregó que “fue una residente de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Provincial Neuquén que detectó precozmente una enfermedad en el embarazo de la paciente y a partir de la cual se coordinó la derivación para poder realizarle una cirugía”.

Fernández Miranda indicó que “la paciente presentaba un embarazo gemelar que se llama monocorial biamniótico, es decir, que los dos fetos comparten la placenta, cada uno con su bolsa, y esa placenta tiene alteraciones o comunicaciones en la cual la sangre de un feto pasa más al otro y quedan descompensados en tamaño y en cantidad de líquido, por lo que se necesita un tratamiento quirúrgico urgente para poder independizar esa circulación y que mejore la vida de ambos”.

El profesional explicó que “estas cirugías no se hacen habitualmente en Argentina, solo en algunos centros privados y en muy pocos centros públicos de salud, con capacidad operativa como el hospital Posadas de Buenos Aires y en Nuestra Señora de las Mercedes de Tucumán”.

Precisó que “esta patología es una urgencia y se debe resolver rápidamente porque no se sabe en qué momento se pueden descompensar los fetos”.

Gil Pugliese, señaló que “para realizar la cirugía de fetoscopia de ablación láser, usamos un fetoscopio, que es la cámara que permite ver dentro de la cavidad uterina los fetos y la placenta, a través de un de video".

"Ese fetoscopio nos permite ingresar una fibra láser y con esa fibra se pueden localizar las conexiones vasculares que tienen ambos fetos en la placenta, los vasos, las arterias y venas que los conectan”, precisó.

"Al verlas introducimos la fibra láser para coagularlas, eso permite separar las dos circulaciones porque ambos fetos que comparten la placenta tienen conexiones vasculares que traen estas complicaciones, entonces al coagularlas hacemos que la circulación de los fetos sea totalmente independiente”, explicó.

El área Materno-Infantil del Hospital Provincial Neuquén es considerado como un referente regional para la atención de pacientes con patologías complejas y poco frecuentes.

Te puede interesar