La base del campeón: los pibes del club, con Álvarez a la cabeza

Deportes 26 de noviembre de 2021
Los jugadores juveniles de River Plate, con Julíán Álvarez como símbolo y figura goleadora del plantel, lograron ser la columna vertebral de la base titular del equipo que se coronó campeón de la Liga Profesional de Fútbol.
Alvarez

Los jugadores juveniles de River Plate, con Julíán Álvarez como símbolo y figura goleadora del plantel, lograron ser la columna vertebral de la base titular del equipo que se coronó campeón de la Liga Profesional de Fútbol.

David Martínez y Felipe Peña Biafore en la defensa, Santiago Simón y Enzo Fernández en la zona de volantes y Benjamín Rollheiser junto a Álvarez en la ofensiva, y también Federico Girotti se convirtieron en jugadores claves en la estructura de Marcelo Gallardo.

Si bien varios de ellos no arrancaron de titulares y en algunos casos jugaron por los diferentes problemas que hubo con las convocatorias y las lesiones, sus nombres están marcados a fuego en la campaña de River.

El caso más emblemático es el de Álvarez que si bien ya tiene un par de pretemporadas en el plantel, había empezado en el banco y con la lesión de Matías Suárez se convirtió en el as de espada y en la gran figura del fútbol argentino. (Julián Álvarez: 15 veces titular; 3 suplente, 17 goles, minutos 1.547 minutos).

Martínez que había debutado con Marcelo Gallardo pero luego se fue a Defensa y Justicia regresó y se hizo dueño de la zaga central luego de las lesiones que tuvo Javier Pinola, al punto que terminó jugando también de titular en la selección nacional.

Si bien se perdió varios partidos por las convocatorias y por una lesión muscular tras la acumulación de partidos, fue una de las figuras del equipo en partidos claves.

(David Martínez: 13 titular; suplente 1, goles 0, minutos 1.014)

El volante Fernández que se sumó para este semestre luego de adelantar su salida de Defensa donde estaba a préstamo, se fue convirtiendo en una pieza clave en la segunda mitad del torneo cuando se afianzó al lado de Enzo Pérez.

Luego de un inicio de temporada donde peleó el puesto con Bruno Zuculini, hizo un gol de penal ante Vélez y su nivel fue levantando al punto que acabó siendo uno de los convocados a la selección nacional.

(Enzo Fernández: 14 titular, suplente 3, goles 1, minutos 1178)

La otra gran sorpresa del torneo es el chico Santiago Simón que no estaba en los planes de nadie y se quedó con el lugar de tercer delantero por la derecha, e incluso Gallardo lo ubicó de lateral por la derecha ante Arsenal.

Al igual que Fernández su momento lo llevó a la selección nacional luego de jugar 9 partidos seguidos de titular cuando hasta ese momento llevaba apenas 5 partidos oficiales sumando minutos desde el banco de suplentes.

Simón se quedó con el lugar de Jorge Carrascal, reemplazó a Nicolás De la Cruz, hizo las veces de Matías Suárez y cuando hizo falta ocupó el lugar que había dejado vacante por su venta a Sevilla, Gonzalo Montiel.

(Santiago Simón: 12 titular, suplente 1, goles 0, minutos 1002)

Rollheiser, uno de los jugadores preferidos por Gallardo, ya había tenido minutos en primera pero este semestre estuvo siempre en consideración ya sea ingresando desde el banco o de titular como sucedió en la racha invicta del equipo que lo llevó a la punta.

El juvenil jugó de extremo por la izquierda con partidos muy buenos ante Boca al ingresar en el segundo tiempo o contra Talleres de visita, por eso le ganó el lugar a Braian Romero que tuvo que conformarse con reemplazarlo en los segundos tiempos.

(Benjamín Rollheiser: 7 titular, suplente 7, goles 0, minutos 642)

Otro caso particular es el de Peña que se rompió los ligamentos ante Patronato pero fue clave en los 7 partidos de titular y sus 543 minutos porque tuvo que jugar de primer marcador central en partidos donde el equipo no tenía zagueros.

Esas muy buenas actuaciones ante Sarmiento e Independiente por ejemplo le valieron convertirse en ese periodo en el primer marcador central suplente sobre jugadores como Javier Pinola o Jonatan Maidana.

Peña había estado en aquel partido histórico ante Santa Fe de Bogotá y había ido al banco ante Boca cuando sucedieron en mayo del año pasado los contagios masivos que dejaron al equipo sin jugadores profesionales disponibles.

También está Girotti que jugó 4 partidos de titular, 7 de suplente y tiene 148 minutos en cancha aunque fue perdiendo terreno tras un buen inicio de año con varios goles en pocos minutos, su participación disminuyó en el torneo que el equipo ganó.

Por último, otros chicos que son parte del plantel campeón son Franco Salomoni que jugó 45 minutos ante Sarmiento cuando el equipo estaba diezmado, Tomás Lecanda que tuvo unos minutos ante Banfield y Tomás Galván con 5 ingresos, incluyendo el de hoy ante Racing, y 110 minutos.

Te puede interesar