JxC se reorganiza ante la chance de una recuperación del FdT

Nacionales 25 de septiembre de 2021
Este martes, los principales dirigentes de la Mesa Nacional de JxC, que nuclea al PRO, al radicalismo y a la Coalición Cívica, lograron reunir en un evento en el centro porteño a los ganadores de las primarias de las 17 provincias en las cuales se impuso la coalición opositora.
Juntos por el cambio

Quince días después de las PASO, y rumbo a las generales del 14 de noviembre, Juntos por el Cambio acordó que la prioridad para la recta final de la campaña será organizar la fiscalización el día de los comicios, un mensaje que recorrió a toda la dirigencia de la coalición, desde donde buscan evitar una remontada del oficialismo.

Este martes, los principales dirigentes de la Mesa Nacional de JxC, que nuclea al PRO, al radicalismo y a la Coalición Cívica, lograron reunir en un evento en el centro porteño a los ganadores de las primarias de las 17 provincias en las cuales se impuso la coalición opositora.

Allí se definieron algunas líneas sobre la estrategia y el posicionamiento electoral, pero sobre todo resolvieron que se incrementará la fiscalización para las legislativas de noviembre, objetivo que el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta buscó reforzar con una advertencia que sonó a arenga: "No subestimemos a quien tenemos enfrente".

La dedicación asignada a la tarea de "custodiar el comicio", como lo definió el exministro de Economía y candidato a diputado Ricardo López Murphy, se complementa con un análisis y una proyección pormenorizada de los números que se buscarán provincia por provincia: el objetivo más ambicioso es quitarle al Frente de Todos el quórum en el Senado y reducir su bloque en Diputados.

"Van a venir por más, pero tenemos que defender el voto de la gente", fue otras de las definiciones de Larreta en el encuentro de JxC del martes, mientras que López Murphy convocó a "movilizar y asegurar la transparencia electoral sobre todo en el oeste y sur del conurbano".

Al llamado a una fiscalización masiva lo acompañan advertencias sobre lo que pueda ocurrir en las elecciones generales, aunque esas posturas reflejan que el escenario de un oficialismo que recorte diferencias, o que incluso revierta el resultado de las PASO en algunas provincias, es percibido como una de las posibilidades.

López Murphy, en declaraciones radiales, adelantó que él mismo actuará como fiscal en los comicios legislativos para "dar el ejemplo", y en el mismo sentido planteó que "la idea de custodiar" la realización del acto eleccionario del 14 de noviembre "será la tarea más importante de la coalición opositora en todo el país".

Además, el candidato argumentó que ante la posibilidad de un "riesgo en el trámite electoral", lo mejor será "que impulsemos nosotros la fiscalización y demos el ejemplo".

En el mismo sentido, desde los equipos de campaña de JxC en CABA y provincia de Buenos Aires indicaron que no necesariamente todos los candidatos van a ser fiscales, aunque sí se incrementará el operativo de control de los comicios, sobre todo en las secciones electorales Primera y Tercera del distrito bonaerense, que corresponden al conurbano.

De momento, dos de los encargados de diagramar el operativo de fiscalización son el intendente de La Plata, Julio Garro, y la diputada nacional Silvia Lospennato.

El desafío en territorio bonaerense es lograr que más gente vaya a votar en relación a las PASO, donde hubo una afluencia del 68,29% de los 12.704.518 electores habilitados para sufragar.

Desde el comando de campaña de Juntos en la provincia de Buenos Aires evalúan que en los comicios de noviembre esa cifra del 68% de asistencia a las urnas podría incrementarse pero no más allá del 75%.

El objetivo opositor, además de convocar a más gente, es lograr captar parte de los 800 mil votos de fuerzas políticas que no lograron traspasar el umbral del 1,5% de los sufragios que exige la ley para competir en las generales.

Además del esfuerzo fiscalizador, los recorridos, cartelería y recursos de campaña estarán puestos mayoritariamente en los núcleos urbanos con gran cantidad de votantes, en particular municipios como La Matanza y Lomas de Zamora, entre otros.

En esos distritos del GBA, Diego Santilli y Facundo Manes harán algunas recorridas juntos, aunque seguirán manteniendo sus identidades y actividades propias: en JxC creen que este esquema permitió que -sumadas ambas listas- consiguieran en las PASO un total de 37,99% de los votos, porcentaje que aspiran a retener en las generales.

Para intentar lograrlo, Manes apostará otra vez al voto del Interior bonaerense mientras que Santilli concentrará visitas en el primer cordón del conurbano, más cercano a la Ciudad de Buenos Aires.

En la semana que pasó, Santilli cumplió esta estrategia de campaña al visitar Quilmes, Avellaneda, La Matanza, Vicente López, Malvinas Argentinas, San Fernando, Hurlingham y Merlo.

Desde el lado de Manes, tras participar del encuentro de JxC del martes, el neurólogo hará un alto en su campaña para viajar a España, donde el próximo 30 de septiembre disertará en Madrid, en la Fundación Telefónica, bajo el lema "Repensando el mañana".

En CABA, mientras tanto, María Eugenia Vidal mantiene una agenda de dos actividades por día de bajo perfil mediático que consiste en reuniones con vecinos, comerciantes y jóvenes.

Este perfil de campaña se elevará en octubre, en el que Vidal protagonizará actividades más públicas acompañada por referentes nacionales del espacio.

Por su parte, Patricia Bullrich (PRO), Alfredo Cornejo (UCR), y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), titulares de las tres fuerzas que integran la alianza opositora, encararán visitas a distintas provincias para reforzar el voto, sobre todo en las ocho jurisdicciones en las que este año se elegirán senadores nacionales.

Se trata de La Pampa, Santa Fe, Tucumán, Catamarca, Córdoba, Corrientes, Mendoza y Chubut, ocho distritos a los que Bullrich se comprometió a dedicarles mucho tiempo en este tramo del calendario electoral.

La exministra de Seguridad comenzó esa tarea el jueves pasado, al desembarcar en Córdoba para respaldar a la nómina de Luis Juez y Laura Rodríguez Machado y, al mismo tiempo, para impedir cualquier fuga de votos de los precandidatos que perdieron la PASO opositora.

Te puede interesar