Copa Davis: El público sufrió con Schwartzman y luego vibró con Pella en una "Catedral" de fiesta

Deportes 18 de septiembre de 2021
Guido Pella definió rápidamente el partido ante Erik Arutiunian con un terminante 6-1, 6-2. Así la Argentina igualó una serie que había arrancado abajo con la sorpresiva derrota de Diego Schwartzman.
Pella

Los fanáticos del tenis celebraron hoy su regreso al Buenos Aires Lawn Tennis Club luego de más de un año y medio, cuando irrumpió con fuerza la pandemia de coronavirus, en una serie de Copa Davis en la que transitaron sensaciones ambiguas, de la desazón que generó la derrota de Schwartzman hasta la sonrisa final que dejó el triunfo de Pella.

En ese contexto, el público ávido por ver tenis y en un escenario como "La Catedral" que no albergaba la Davis desde 2005 (la Argentina fue local en San Juan, el Parque Roca, en Mar del Plata, en el Parque Sarmiento y hasta en el predio de Tecnópolis), llegó desde temprano y a pesar de que hubo 3.000 personas se respetó el protocolo sanitario.

La puerta de ingreso se abrió a las 9 en una suerte de liberación luego de un año y medio de prohibición para acceder a los espectáculos deportivos (con la excepción del triunfo de la Argentina sobre Bolivia por 3-0 en el estadio de River de hace 10 días) y en sus rostros expresaban el entusiasmo por retomar de a poco la normalidad.

Sobre el inicio del partido de Schwartzman se formaron largas filas de hinchas que eran asistidos por voluntarios que les solicitaban el QR de cada celular con la declaración jugada que exigida por ITF que habían completado previamente para poder ingresar.

Una vez en el acceso hubo un chequeo de temperatura y luego cada hincha pasaba por una estación sanitizante con alcohol, y las entradas impresas solo eran las de protocolo, mientras que las adquiridas a través de la preventa en Ticketek podían exhibirse desde los celulares y eso agilizó bastante el ingreso.

Una vea con la serie en acción, el público cantó con fervor en el momento en que al "Peque" Schwartzman se le complicaba el partido ante el entusiasta juvenil Daniil Ostapenkov, y pese al aliento incesante no se pudo esquivar la derrota.

De todas maneras, el momento para la celebración llegaría de la mano del bahiense Pella, único campeón de la Davis de 2016 en el actual equipo, quien no dio lugar a las sorpresas y le regaló a los hinchas una victoria en un día especial, el del regreso a un estadio de tenis.

Te puede interesar