Hace 25 años Ramón Díaz se ponía el buzo de DT de River

Deportes 07 de julio de 2020
Ramón Ángel Díaz, uno de los ídolos más grandes de la historia de River Plate, le ponía fin a su etapa de futbolista y comenzaba otra tan exitosa como entrenador del equipo "Millonario" un 8 de julio de 1995, dando inicio a uno de los ciclos más gloriosos del club que incluyó títulos, polémicas y equipos inolvidables.
Ramon

El "Pelado", en esa época con 35 años, había regresado a la Argentina luego de haber completado una etapa en el Yokohama Marinos de Japón con ganas de seguir una temporada más y retirarse en River. Sin embargo, fue tentado por el expresidente Alfredo Davicce para volver a la entidad de Núñez, aunque como entrenador del equipo.

"Fue un error haber contratado a (Carlos) Babington, debimos haber buscado un interinato tras la salida de (Américo) Gallego, pero ya está, ahora intentaremos que Ramón Díaz pueda ser habilitado para estar en el banco porque aún no tiene el carnet de director técnico", dijo en ese momento Davicce, quien ejercía la Presidencia de River.

En ese contexto, luego de una abrupta salida del "inglés" Babington, que había sido el entrenador durante los primeros seis meses del año y fue despedido a pesar de haber clasificado a los cuartos de final de la Copa Libertadores, Davicce quiso volver a las fuentes y eligió como DT a un hombre de la casa. Así llegó el riojano.

Las experiencias previas como DT de Daniel Passarella y Américo Gallego fueron las razones principales para apostar nuevamente por "alguien del club" que a pesar de la falta de experiencia le sobraban pergaminos como jugador por los títulos que había conseguido.

A fines de junio de 1995 y tras jugar una serie de amistosos preparatorios ante el seleccionado de Uruguay, Babignton fue despedido mientras preparaba la pretemporada y asumió de manera interina Hector Pitarch, quien condujo al equipo en un torneo de invierno disputado en Mendoza.

El hermano de Alfredo Davicce, Ricardo, quien mantenía contactos con el "Pelado" desde aquella vuelta al club como jugador en 1991, fue el primero en tirar sobre la mesa el nombre de quien unas semanas después se convertiría en el nuevo DT de River.

"Yo me reuní con Babington enfrente del club y empezó a hablarme de la pretemporada, pero ya habíamos decidido que no continuara, fue un decisión y recuerdo que Carlos me dijo de todo", le recordó a Télam César Traversone, integrante del consejo de fútbol de ese momento.

"Lo de Ramón fue así de golpe. Nos puso en contacto con su representante, Antonio Caliendo, y pese a que su intención era seguir jugando, le dijimos que lo necesitábamos como entrenador y aceptó", añadió Traversone.

La decisión fue tan abrupta que el primer cuerpo técnico se armó de apuro con profesionales que ya estaban en el club y con el inicio de los trabajos en el estadio "Monumental" sin varios titulares que se encontraban jugando la Copa América en Uruguay.

Al primero que llamaron fue a Omar Labruna, que lo acompañaría en todo el proceso, se sumó el 'profe' Rodolfo Valgoni, convocaron al actual médico de Independiente, Gustavo Ríos, y se incluyó a quien era entrenador de la reserva: José Luis Pavoni.

De todo esto se enteraron en sus concentraciones con la selecciones de Argentina, Paraguay y Uruguay: Germán Burgos, Ricardo Altamirano, Leonardo Astrada, Sergio Berti, Ariel Ortega, Marcelo Gallardo, Enzo Francescoli y Celso Ayala.

El día de la presentación de Ramón, de la que mañana se cumplirán 25 años, Argentina le ganaba 2-1 a Bolivia en el debut de esa Copa América que luego ganaría Uruguay con Enzo Francescoli como el mejor jugador del torneo.

Coincidencias del destino, ese mismo día, en el país asumía su segunda presidencia Carlos Menem, hincha de River, riojano y amigo personal de Ramón Díaz, a quien saludaría y apoyaría desde el inicio de la gestión.

Ramón Díaz tomó las riendas de un plantel el martes 11 de julio y tendría por delante el Apertura de ese año y los cuartos de finales de la Copa Libertadores que se iban a iniciar el 26 de julio en el primer cruce ante el Vélez de Carlos Bianchi.

En el primer entrenamiento, Ramón Díaz se encontró con algunos de los jugadores con los que había compartido equipo algunos años antes, como Walter Silvani, Ernesto "Carucha" Corti, Hernán Díaz y Javier Sodero.

La difícil convivencia con jugadores de peso como Francescoli, Astrada, Hernán Díaz y Burgos, entre otros, no le impidieron formar una de los equipos más importantes de la historia que aún hoy es recordado por aquel tricampeonato en la temporada 96-97.

Te puede interesar