Banco Patagonia Marzo 2019

Solicitaron prisión perpetua para Irene Méndez acusada del crimen de Eduardo Honores

Locales 15 de octubre de 2019
La defensa oficial aceptó la perpetua pero solicitó que no se declare la reincidencia de la acusada
Irene

La fiscalía y la querella solicitaron que Méndez, declarada culpable por el homicidio doblemenete agravado por ser cometido criminis causa y con alevosía del que resultara víctima Eduardo Honores, sea condenada a prisión perpetua. La defensa oficial aceptó la perpetua pero solicitó que no se declare la reincidencia de la acusada.

En la audiencia de cesura celebrada hoy, el fiscal jefe Gustavo Herrera y el fiscal del caso, Martín Pezzetta solicitaron que la acusada por el crimen de Eduardo Honores sea condenada a la pena máxima prevista en el Código Penal.

Para lo anterior argumentaron que era la única pena posible de acuerdo a la calificación legal por la cual el Tribunal la encontrara como culpable. “Los tratados internacionales no prohiben la aplicación de una pena perpetua”, sostuvo el fiscal Martín Pezzetta.

El abogado representante de la querella, Agustín Aguilar, acompañó el pedido de los representantes del Ministerio Público Fiscal.

La defensa oficial, a cargo de Juan Pablo Piombo, aceptó que la pena a aplicar al caso es la prisión perpetua, pero solicitó que no se declare la reincidencia de su representada.

El Tribunal de Juicio integrando por los magistrados Álvaro Meynet, Florencia Caruso y Julio Martínez Vivot, informó que darán lectura a la sentencia integral el próximo martes 22 de octubre a las 10 horas, en el edificio judicial de España y Urquiza.

El hecho llevado a juicio sucedió entre la medianoche y las cuatro de la madrugada del 7 de mayo de 2017, en el domicilio de la víctima ubicado en calle Villegas al 900 de Cipolletti. En esas circunstancias y mientras el hombre se alistaba para tener relaciones sexuales en el interior del baño de la vivienda, la acusada le disparó con un arma de fuego a la altura del tórax provocándole la muerte para posteriormente robar pertenencias y dinero en efectivo de la víctima.

Te puede interesar