Declararon los peritos en juicio de la megabanda de boqueteros en Cipolletti

Locales 11 de noviembre de 2018
Profesionales y técnicos en distintas disciplinas comenzaron a explicar las pericias que realizaron en el marco de la investigación sobre una presunta asociación ilícita que habría realizado múltiples robos en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén.
Megabanda

En la jornada del viernes prestó su declaración la Directora del Laboratorio Regional de Genética Forense del Ministerio Público de Río Negro, Silvia Vanelli Rey. La genetista informó los resultados a los cuales arribó a partir de la comparación de ADN entre muestras recolectadas de los lugares de los hechos y las muestras extraídas a los imputados.

Según indicó la profesional, se hallaron restos biológicos de uno de los imputados tanto en un pasamontañas utilizado para la realización de un robo mediante la modalidad “entradera” en calle Gotelli de Cipolletti y en el volante de una camioneta sustraída en el robo a la empresa Natalini Agro, que fuera secuestrada en cercanías del local comercial Red Sport horas después del atraco que sufriera la casa de deportes.

Las muestras recogidas de dos guantes y el asa de una bolsa secuestradas durante el trabajo en el lugar del hecho en una “entradera” ocurrida en calle Villegas de Cipolletti, dieron resultado positivo con el ADN de otro de los acuados.

Según la declaración de la testigo, en cuanto el hecho suscitado en el depósito de la firma Blancoamor, una colilla de cigarrillo hallada en el lugar, contenía restos biológicos de un tercer imputado. Finalmente, Vanelli Rey informó que una muestra hemática obtenida en el techo del Supermercado Topsy de Cinco Saltos, era coincidente con el perfil genético de un cuarto presunto miembro de la banda.

En la jornada del viernes también prestó su testimonio un Licenciado en Criminalística, que presta funciones en la policía de Neuquén. Según expresó, tuvo a su cargo la pericia de cotejo de rastros de huellas dactilares en uno de los elementos sustraídos en un asalto ocurrido en barrio Los Tordos de Cipolletti que resultó compatible con otro de los acusados. Para arribar a ese resultado, utilizó software especializados, depurando y confirmando los resultados arrojados por el sistema con un cotejo realizado por él mismo.

También depuso en el juicio otro perito del Gabinete de Criminalistica de Cipolletti que dictaminó que una huella de calzado y una huella dactilar recabadas en el lugar del hecho serían compatibles con uno de los acusados.

Un ex uniformado del área de comunicaciones de la Policía de Río Negro fue el encargado de peritar dos equipos de radios portátiles, antenas, baterías y demás equipamientos. Respecto de una de ellas mencionó que se trataba de un equipo Motorola que había sido denunciado como sustraído de una Comisaría de Roca. Preguntado por la Fiscalía, el testigo afirmó que gracias a su configuración, a través de esa radio se podía escuchar la frecuencia policial.

El restante equipo peritado permitía hacer un "escaneo" y captar cualquier frecuencia analógica libre y también habría permitido que desde ese radio se escuchen los mensajes modulados por la policía.

El miércoles, por su parte, una integrante del Gabinete de Criminalística de Cipolletti expuso sobre un informe realizado respecto de una serie de precintos utilizados en el robo de calle Gotelli donde resultó damnificada una familia de comerciantes. En ese marco explicó que tanto del lugar del hecho como de la casa del presunto líder de la banda se hallaron precintos especiales y de similares características.

Los mismos cuentan con un largo particular - unos 77 centímetros - y según pudo averiguar la testigos suelen se utilizados de forma entrelazados para maniatar a las personas por la alta resistencia de los plásticos. Por otro lado añadió que para poder adquirirlos se debe realizar un pedido especial puesto que no son de venta corriente en locales comerciales.

El debate oral y público continuará la semana entrante teniendo previsto que se realizan audiencias los días martes y jueves. En el caso se juzga a dieciséis personas por dieciocho hechos delictivos. Siendo uno de ellos es por al figura de asociación ilícita, mientras que los restantes son por distintos robos bajo las modalidades de “entraderas” y “boquetes”.

Te puede interesar