Murieron envenenados al menos 23 cóndores andinos en la Patagonia.

Nacionales 30 de octubre de 2018
Ya han muerto envenenados más de 90 cóndores en el país y los casos de muerte masiva se siguen repitiendo a un ritmo que amenaza de extinción a la especie.
condor patagónico

El hallazgo de aves ocurrió en las ciudades de Chos Malal y Perito Moreno, en Neuquén y Santa Cruz, y se suma a las "muertes masivas" ocurridas en poco más de un año en Jujuy y en Malargüe.

Esta vez, un envenenamiento masivo de cóndores andinos, de la especie vultur gryphus, ocurrió en la localidad de Manzano Amargo, Chos Malal, Provincia de Neuquén, en donde al menos 13 (trece) ejemplares fueron hallados muertos.

Gracias a información suministrada por pobladores locales, se coordinó un rápido procedimiento con la Policía Rural, Guardafaunas de la zona norte de Neuquén y la Dirección General de Coordinación Operativa, quienes pudieron encontrar los cadáveres, realizar necropsias, tomar muestras para estudios toxicológicos y sanear la zona para que no haya que lamentar nuevas víctimas.

En la escena se encontraron además cadáveres de aves rapaces, animales domésticos (gatos y perros) y vacas muertas, usadas como cebo.

Los estudios toxicológicos, realizados por Fundación Bioandina Argentina, determinaron la causa de muerte por ingesta de un poderoso agrotóxico organofosforado, cuyo uso está prohibido en el país.

Además en la localidad de Perito Moreno al menos 10 (diez) ejemplares de cóndores andinos han sido hallados muertos en una zona cercana a Cueva de las Manos, Provincia de Santa Cruz.  La especie se encuentra amenazada y es considerada Monumento Natural Provincial.

"Con la muerte masiva de estos cóndores que se suman a las que ocurrieron en Mendoza, en Jujuy y en el resto del país ya son 90 en poco más de un año. Esto tiene un impacto tremendo en la población sudamericana de cóndores que pone en jaque la conservación de la especie y la amenaza de la extinción", contó a NA Luis Giacome, presidente de la Fundación Bioandina Argentina.

Además, Giacome indicó que este hecho, demuestra que "cualquier persona y en cualquier lugar puede tener acceso a estos poderosos venenos y es urgente por tanto una ley de trazabilidad que nos permita seguir desde el productor o importador hasta el usuario para saber en manos de quién van a parar estas miles de toneladas de agrotóxicos que circulan en el país y necesitamos que a su vez estos peligrosos venenos sean vendidos bajo receta como los antibióticos". 

El presidente de la Fundación que lleva adelante la denuncia junto a Aves Argentinas, insistió en que "hay que terminar con el uso ilegal de agrotóxicos que están poniendo en peligro nuestra vida" y que con estas muertes, los cóndores, "que siempre fueron mensajeros para diferentes culturas originarias el mensaje que nos están dando es que los agrotóxicos se están utilizando también para nuestros alimentos".

Ley de Trazabilidad

Te puede interesar