Máximo Kirchner fue citado a declarar por Bonadio en la causa de los cuadernos

Nacionales 10 de octubre de 2018
El juez federal Claudio Bonadio citó este martes a declarar para el martes 23 al diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, en la causa de los supuestos sobornos en la obra pública durante los gobiernos kirchneristas.
Maximo Kirchner3

El juez federal Claudio Bonadio citó este martes al diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, a prestar declaración indagatoria el martes 23 de octubre, en el contexto de la causa de los sobornos en la obra pública durante los gobiernos kirchneristas.

Máximo Kirchner, el hijo de los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, deberá declarar ante el juez en Comodoro Py, donde ya lo hicieron días atrás el secretario de organización kirchnerista Andrés Larroque, el diputado camporista Eduardo De Pedro y el legislador bonaerense José Ottavis.

En esa oportunidad, Larroque entregó un escrito a Bonadio en el que ratificó su inocencia, defendió a la agrupación que lidera Máximo Kirchner e ironizó: "Desde que dejé la escuela no usé cuaderno alguno".

También De Pedro presentó un escrito al magistrado, y tras asistir a Tribunales, consideró que Bonadio "se está tomando una revancha personal" en su contra por denunciarlo en el Consejo de la Magistratura.

La relación de los dirigentes camporistas con la causa, al igual que la citación judicial de Máximo Kirchner, está fundamentada en la mención del ex secretario de Obras Públicas, José López, que los señaló como integrantes del circuito de los supuestos pagos ilegales, al declarar que, con ese dinero, "se financiaba a los chicos de La Cámpora", desde el Ministerio de Planificación Federal.

Mientras se espera la decisión de Bonadio respecto de los miembros de La Cámpora, el magistrado ya dictó el procesamiento con prisión preventiva a la ex presidenta por considerarla "jefa" de una asociación ilícita en la causa sobre el supuesto pagos de coimas de empresarios a ex funcionarios por la obra pública, durante su mandato.

Además de la ex mandataria, el procesamiento también alcanzó a otros ex funcionarios kirchneristas del entonces Ministerio de Planificación, como Julio De Vido, Roberto Baratta y José López, y a una gran lista de empresarios que se habían convertido en "imputados colaboradores" en la causa.

En la investigación de la causa, que se originó por las anotaciones en cuadernos del chofer Oscar Centeno, se comprobó, según el juez, que desde el Ejecutivo se armó un aparato para "procurar la percepción de sumas de dinero ilegítimas por parte de diversos particulares, muchos de ellos empresarios contratistas de la obra pública del Estado".

Otra vinculación de los miembros de La Cámpora con la causa de los cuadernos surgen de las anotaciones de Centeno, quien en los cuadernos escribió que el 5 de septiembre de 2013 entregó dinero al ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina.

"Lazarte y Hugo Martín Larraburu retiran dinero en una oficina de Puerto Madero para luego llevárselo a Juan Manuel Abal Medina", escribió el chofer en referencia a Nelson Lazarte, quien era secretario privado de Roberto Baratta; y Larraburu trabajaba como secretario de Abal Medina.

Posteriormente, a través de una presentación por escrito, Larraburu ratificó que esas iniciales encontradas en un pen drive en un allanamiento correspondían entre otros, a Oscar Parrilli, Andrés Larroque, Juan Carlos Mazzón y Julio de Vido.

A pesar de que Máximo Kirchner, junto a su hermana Florencia están procesados por otra causa judicial (Los Sauces) por enriquecimiento ilícito, esta es la primera citación que hace Bonadio a un familiar de la ex presidenta, por fuera de las menciones en los cuadernos.

Al igual que los ex funcionarios kirchneristas, varios empresarios están procesados, como Aldo Roggio, Carlos Wagner, Angelo Calcaterra, Gabriel Romero, Luis Betnaza, Gerardo Ferreyra, Néstor Otero, y Juan Carlos Lascurain, entre otros.

Te puede interesar