Comenzó juicio contra asociación ilícita acusados de dieciocho robos

Locales 01 de octubre de 2018
Con los alegatos de apertura de la Fiscalía y la querella inició el debate oral y público contra una banda que se dedicaba a realizar robos en distintas ciudades del Alto Valle. Las audiencias se extenderán hasta mediados de diciembre.
Boqueteros

El equipo fiscal que interviene en el caso esta conformado por Gustavo Herrera, Santiago Marquez Gauna,Guillermo Merlo,Rocío Guiñazú y Giovanna Moro.

El fiscal Gustavo Herrera fue el encargado de describir los delitos por los cuales las dieciséis personas se encuentran imputadas. El primero de ellos es por la Asociación Ilícita que ocho de ellos habrían integrado para organizarse y perpetrar al menos dieciocho robos mediante la modalidad de boquetes y entraderas.

Herrera remarcó las similitudes y las características de los distintos robos destacando la violencia y el complejo grado de organización que presentaban señalando que los sujetos realizaban un estudio previo de las víctimas y contaban con información certera para intentar actuar sobre seguro. Por otro dividió la metodología de los atracos en dos modalidades: los boquetes y las entraderas.

Respecto de estas últimas destacó que las mismas resultaban muy violentas y que los asaltantes portaban armas de fuego al cometerlos, golpeaban salvajemente a las víctimas y las ataban de pies y manos. En cuanto a los boquetes señaló que los mismos ocurrían generalmente los sábados por la tarde o la noche, puesto que les permitía disponer de largas horas para ingresar al local, desactivar las alarmas en caso de que se dispusiera de una y desvalijar los comercios.

Por su parte, el fiscal del caso, Guillermo Merlo, sostuvo que se trataba de un caso complejo por su extensión pero que tenía como característica que las pruebas que se producirían resultarán fáciles de comprender.

Señaló que existen tres pilares fundamentales de declaraciones a los que de deberá prestar especial atención. El primero de ellos está conformado por los efectivos policiales que desarrollaron la investigación del accionar de la asociación ilícita. El segundo está integrado por 89 testigos que depondrán sobre la ocurrencia de los hechos y las característicias de los mismo. Este grupo está compuesto por principalmente por las víctimas y testigos directos de los robos.

El tercer bloque de pruebas prevé la declaración de 52 testigos y se centra en las pruebas de carácter científico y técnico que confirmará la conformación de la empresa criminal, su funcionamiento y los roles que cada uno ocupaba. Además se centrarán en determinar como se llegó a individualizar a cada uno de los imputados a partir del cotejo de huellas dactilares, de exámenes de ADN, del reconocimiento de objetos secuestrados en el marco de la investigación, de reconocimientos físicos en rueda de personas de personas, en informes técnicos del geoposicionamiento de los teléfonos celulares usados por los acusados y del contenido de conversaciones grabadas en escuchas telefónicas ordenadas durante el proceso.

La querella representada por el abogado Diego Vazquez adhirió a la teoría de la fiscalía.

Los defensores de todos los imputados realizaron una presentación conjunta de los alegatos de apertura. El abogado particular Federico Diorio sostuvo que durante el debate acreditarán que sus clientes no fueron los autores de los robos por los cuales fueran acusados. Otro de los defensores, Oscar Pineda, sostuvo que además cuestionarán respecto de la legalidad de las escuchas telefónicas realizadas durante la investigación.

Antes de finalizar la audiencia, la defensora particular, Silvana Ayenao informó que parte de sus representados harán uso de su derecho a declarar en la próxima jornada de debate, prevista para el jueves (04/10) a las 08:30 horas.

Te puede interesar