Coca-Cola invierte u$s 5100 millones y es la nueva rival de Starbucks

Empresas 03 de septiembre de 2018
La compañía compró la cadena de cafeterías británica Costa. Se hará cargo de las operaciones de 4000 locales en 30 mercados.
Café Costa

Starbucks tiene un nuevo competidor. Coca-Cola anunció la compra de la cadena de cafeterías Costa a cambio de US$ 5100 millones. La compañía de bebidas pasará a controlar los 4.000 locales de la firma que hasta hoy estaba en manos de la británica Whitbread. De esta manera, la famosa marca de gaseosas busca ampliar su influencia más allá de las bebidas azucaradas, cuyo consumo viene en caída.

“Las bebidas calientes es uno de los pocos segmentos dentro del espectro total de bebidas en los que Coca-Cola no tenía una marca global. Costa nos da acceso a este mercado con una plataforma fuerte en el negocio del café”, aseguró James Quincey, CEO de la empresa, en un comunicado oficial. Coca-Cola ya tiene en su haber algunos emprendimientos relacionados con este tipo de bebida. Hace más de cuatro décadas, su filial japonesa lanzó la marca d café Georgia, que se destaca en el mercado asiático, mientras que en 2017 debutó en el mercado la edición limitada Coca-Cola Coffee Plus.

Costa es la segunda cadena de cafeterías más importante del mundo detrás de Starbucks -24.000 tiendas en 75 mercados-. Fundada por los hermanos Bruno y Sergio Costa en Londres hace 47 años, actualmente tiene más de la mitad de sus sucursales en territorio británico -2400-, aunque también cuenta con una fuerte presencia en China con 400 locales y un plan de llegar a 1200 en 2022. En su último balance, Costa reportó una facturación de u$s 1700 millones y un EBITDA de u$s 312 millones.

Además de la cadena de cafeterías, que se reparten entre Europa, Medio Oriente, África y Asia Pacífico, la firma británica desarrolló un negocio de más de 8000 máquinas expendedoras que se ubican en estaciones de servicio, cines y terminales.

De acuerdo al comunicado de Coca-Cola, la operación podría cerrarse durante la primera mitad de 2019, sin embargo, para esto debería conseguir la autorización por parte de las autoridades de competencia de China y de la Unión Europea. A su vez, Whitbread todavía tiene que lograr que sus accionistas aprueben la compra en la junta que se llevará a cabo a mediados de octubre. 

Apertura

Te puede interesar