¿Qué es el Hyhhe de los daneses? 10 trucos para tomar lo mejor de este estilo de vida

Vida y Ocio 13 de mayo de 2018
¿qué significa exactamente Hygge? ¿Cómo se pronuncia? Y lo más importante, ¿es posible adoptar algunas de las características de este estilo de vida ?
imagen 2

Como el “saudade” de los brasileros (que expresa tristeza, añoranza y melancolía provocada por la distancia) hay palabras que no tienen una traducción exacta y significan un mundo. Es el caso de la nórdica "Hygge" , que mientras en Dinamarca y Suecia es más que conocida y utilizada, en el resto del mundo está empezando a ver la luz gracias a una publicación: "Hygge, la felicidad en las pequeñas cosas", por Meik Wiking.

¿Qué es el Hyhhe?

Hygge, es un término danés que no tiene traducción al español. Se pronuncia Jú-Ga, y debe decirse como si se fuera un francés con gripe; ésta es la mejor forma en la que se puede explicar el nórdico acento de los ciudadanos de Dinamarca, país que encabeza la lista con las personas más felices del mundo.

En palabras de Meik Wiking, autor del popular libro del mismo nombre, "el hygge consiste en sacar lo mejor de lo que tenemos en abundancia: el día a día". Se trata deun término muy asociado a la palabra bienestar, que propone hacer foco en las que cosas que nos hacen bien en todos los ámbitos de la vida, liberándonos de las preocupaciones, creando un ambiente acogedor y brindándonos lo que nos hace falta en cada momento.

Describir el Hygge es complicado, porque es muy diferente al estilo de vida que se lleva en países como Argentina, en donde la rutina diaria es frenética, acelerada y sin mucho espacio para el placer.

Sin embargo, es posible aplicar el Hygge como una excelente alternativa que puede añadirse a la rutina para compensar un día agotador en el trabajo, siguiendo el ejemplo de cómo lo hacen en países tan fríos como Dinamarca en los que el abrigo y el calor son muy valiosos.

Así, la filosofía del Hygge es valorar el tiempo que se le dedica a uno mismo. Sin embargo,no se trata de una actividad solitaria y netamente reflexiva, pues la mayoría de los daneses termina su día en compañía de familia y amigos. Es un momento para tener conversaciones profundas, ver una buena película, escuchar música de ambiente, liberarse de la ataduras de un brasier o unos zapatos muy formales y compartir buena comida. 

Como para que no queden dudas de lo que hay que hacer para alcanzar la calidad de vida que propone el término, los daneses tienen un decálogo súper sencillo, que lo resume perfectamente, es apto para todos los bolsillos y puede aplicarse en el día a día:

-Ambiente: apagá las luces, encendé una vela. Relajate.

-Presencia: disfrutá del aquí y ahora. Apagá el celu.

-Placer: tomá café y comé chocolate, galletitas, tortas y dulces.

-Igualdad: viví el "nosotros" por encima del "yo". Compartí tareas y el tiempo de disfrute.

-Gratitud: disfrutá, porque este puede ser un gran momento.

-Armonía: no es una competencia. Sos perfecto como sos, no hace falta que presumas tus logros.

-Comodidad: ponete cómodo, lo único que tenés que hacer ahora es relajarte.

-Tregua: no te agobies. Podemos hablar de política otro día.

 -Unión: construí relaciones e historias en común. "¿Te acordás de esa vez que…?".

-Refugio: esta es tu tribu, tu remanso de paz y seguridad.

Y recordá que crear momentos especiales como estos no deben representar un esfuerzo descomunal, sino una oportunidad para adaptarse a un estilo de vida con más significado y sustancia.

Encontrá el tiempo para hacer Hygge con tus amigos al menos una vez por semana, y el resto de los días disfruta de tu compañía a la luz de la velas y con una buena novela que leer. ¿Y si te animás a empezar esta semana con esta filosofía de vida?

 

Te puede interesar