Oukitel U18, un Android con complejo de iPhone X

Tecno 06 de febrero de 2018
Los fabricantes chinos tienen la tendencia a hacer que sus equipos de alta gama tengan similitudes con los iPhone
clon iphone-x-pixel-2-xl

 La llegada del iPhone X ha supuesto una nueva tendencia en la que cada vez más fabricantes de smartphones se interesan en imitar la marcada estética del nuevo terminal de los de Cupertino, un ejemplo de ello es el nuevo Oukitel U18.

Basta con que la competencia arriesgue con un diseño para que salgan decenas de clones chinos.

Te puede gustar o no, puedes alabar su diseño o criticar esa pestaña de la pantalla, pero no hay duda de que el iPhone X arriesgó con la manera de integrar los sensores faciales en el frontal. Lo cierto es que a los cinco minutos no te das cuenta de que está franja negra se encuentra ahí, pero no deja de ser un problema de diseño que podría mejorarse.

Copiar al iPhone no es nada nuevo, basta con darse un paseo por las tiendas chinas para descubrir una nutrida cantidad de clones. También hay marcas importantes que se han inspirado sin reparos en las líneas de Apple, esta empresa suele marcar tendencia con sus diseños. Y, dado que los iPhone son escandalosamente caros, la idea de tener uno de sus móviles mucho más barato es un argumento de compra; por más que luego sean tan malos como un iPhone apagado.

¿Copiar el diseño del iPhone X con su muesca? Y tanto, ya hay unos cuantos, como el Oukitel U18. Cualquiera que desee un móvil con un recorte de pantalla, y que no desee gastar tanto dinero puede hacerlo, pero que no espere lo mismo. Ni por asomo.

clon-iphone-x-3

Su cuerpo es de metal, dimensiones similares, la pestaña o muesca en la zona alta del frontal como un aporte de personalidad que nadie ha pedido… Y pantalla muy bien aprovechada, estas son las señas del iPhone X y de todos sus clones, Oukitel U18 incluido.

Visto por delante podría pasar por un iPhone X; hasta encender la pantalla y ver los iconos de Android.

Estas son las características del Oukitel U18. Son muy similares a otros smartphones de su catálogo.

Pantalla de 5,89″ HD+, 21:9.

Procesador MediaTek MT6750T de ocho núcleos a 1,5 GHz.

GPU Mali-T860 MP2.

4 GB de memoria RAM.

64 GB de almacenamiento interno con espacio para micro SD.

Cámara trasera doble de 13 + 5 MPX.

Cámara frontal doble de 13 MPX.

BT 4.1, WiFi, GPS, conectividad 4G, Dual SIM.

Lector de huellas trasero

Batería de 4000mAh.

Android 7 Nougat.

Peso: 213,7 gramos.

Medidas: 1150,5 x 73,2 x 10 mm.

El Oukitel U18 no se conforma solo con ser un clon del iPhone X, también incluye los iconos de Samsung Experience. Y ojo, porque asegura que tiene un “Face ID” para desbloqueo facial. Sin que se prive de incluir lector de huellas trasero, ahí está acertado. Oukitel 1 – Apple 0.

Con la cantidad de buenos diseños que hay, ¿vale la pena comprar una copia?

No hablamos de los smartphones que se inspiran en diseños más conocidos, sino de los que apuntan directamente a ser un clon. El único motivo de compra que se nos ocurre es que alguien desee un iPhone X y no quiera invertir la cifra que Apple pide por él. Es algo lógico: los precios de todos los gama alta son exagerados. Pero comprar una mala copia a cambio no solo dará mala experiencia en la calidad de la construcción, también se obtiene un móvil mucho más malo que si se invierte en un smartphone con mejor relación calidad precio.

Lo que se esperaba del iPhone X y Galaxy S9 estará en el nuevo Doogee V

No es el primer clon del iPhone X que vemos. Tenemos el Doogee V, otra marca china que suele inspirarse en diseños conocidos. Aún no se puede comprar, pero ha apostado por la muesca como una manera de que su smartphone sea reconocible. También incluye sensor de de huellas bajo la pantalla y la cámara doble que se espera en el Samsung Galaxy S9, es lo más parecido a un collage tecnológico que hemos visto recientemente.

El Oppo R13 es otro de los móviles que se fija en el iPhone X para acercarse al diseño de la gama más alta. Idéntica posición y estilo de la doble cámara trasera, líneas calcadas al último móvil de Apple, tamaño similar… Y pestaña rompiendo la parte superior de la pantalla.

Basta que un smartphone tenga un diseño reconocible para que sea objeto de inspiración. Con el iPhone 6, y revisiones posteriores, hemos visto las líneas de aluminio, con el grosor lo más fino posible, y esquinas redondeadas hasta la saciedad. Y ahora ocurrirá con el iPhone X, especialmente si Apple repite diseño para este 2018. Algo que, según las filtraciones, es lo que ocurrirá. 

Existe una inmensa cantidad de móviles con calidad por el precio del clon de un iPhone X. Con mejor procesador, mejor pantalla… Y sin la dichosa muesca frontal, que es más un defecto que una cualidad. Así que, ¿por qué malgastar el dinero? Que luego vendrán los arrepentimientos cuando el clon se quede corto.

Te puede interesar