Banco Patagonia Marzo 2019

El jefe del Consejo Europeo define a Trump como una “amenaza exterior”

Internacionales 01 de febrero de 2017
Los representantes de los veintiocho países integrantes discutirán este viernes cómo afrontar la nueva relación trasatlántica.
Consejo de la Union Europea

Tras varios días de prudencia verbal, Europa asume que Trump no será un presidente más en la historia estadounidense.

El líder del Consejo Europeo enumeró en su carta dirigida al resto de los integrantes del Consejo y a efectos de propiciar su movilización, las tres amenazas que considera más relevantes para el proyecto de la unión:  la "nueva situación geopolítica en el mundo", donde enmarca el giro estadounidense, el "sentimiento nacionalista y crecientemente xenófobo" que anida dentro de Europa y la "pérdida de fe en la integración política" que tienen las élites pro-europeas. Como respuesta a estas pulsiones, Tusk insta a “defender con claridad la dignidad de la Europa unida”.

Consejo de la Union Europea v1

 “Imaginar lo peor es fácil porque nunca en la historia moderna de Estados Unidos ha habido un presidente con menos cualificación ni experiencia, ni una personalidad tan controvertida”, constata el documento, elaborado por la Dirección General para Políticas Exteriores y fechado apenas tres días antes de que el nuevo líder estadounidense tomara posesión.

 La política de seguridad es una de las más amenazadas. Aunque la Eurocámara no espera cambios a corto plazo en materia de cooperación antiterrorista, las declaraciones del presidente sobre el uso de la tortura, su posición sobre la vigilancia y algunos de sus nombramientos “podrían conducir a una renovada tensión trasatlántica”.

El movimiento más arriesgado es el giro estadounidense hacia Rusia.  El hermanamiento con el presidente ruso, Vladímir Putin, afecta a la guerra siria. Un recrudecimiento de ese conflicto provocaría “un empeoramiento del flujo de refugiados” hacia Europa, augura el estudio.

El documento del Parlamento advierte de un posible intento estadounidense de dividir a la UE tratando de forjar vínculos bilaterales con algunos de sus socios. E insta a resistir esa estrategia. Una primera pista de este riesgo ya la dio el mandatario norteamericano al convertir a la primera ministra británica, Theresa May, en la primera dirigente extranjera que lo visitó en la Casa Blanca, el pasado viernes, y al elogiar el Brexit.

Te puede interesar