Banco Patagonia Marzo 2019

General Motors sube 23% el precio de sus 0 km y le seguirán el resto de las automotrices

Nacionales 14 de agosto de 2019
Tras la escalada del dólar que comenzó el lunes, y la decisión de muchas firmas de suspender las ventas, la automotriz retocó los precios y confirmó que los concesionarios operan con normalidad.
Chevrolet

La automotriz General Motors incrementó ayer el 23% los precios de los modelos que entrega a su red de concesionarias como "consecuencia de la variación cambiaria" que se registró tras las elecciones primarias, actitud que en las próximas horas seguirían las principales marcas del mercado.

Tras casi dos días de operaciones suspendidas en las concesionarias oficiales por "la falta de precio", según argumentaban, la empresa que comercializa en el país los vehículos Chevrolet dio el puntapié inicial para la actualización de los precios de lista en la comercialización mayorista de sus unidades.

Misma situación de incertidumbre se manifestaba en todas las marcas respecto a la continuidad del programa de incentivo acordado con el gobierno nacional por el cual se estaban ofreciendo descuentos de hasta $400.000 en algunas unidades.

No obstante, las concesionarias que son los dueños de los vehículos podrán ofrecer sus propias promociones y bonificaciones al margen del plan oficial hasta que sea ratificado por el Ministerio de Producción y las automotrices.

Desde hoy, los vehículos Chevrolet registraron un incremento de 23%, con lo cual la marca busca mantener sus operaciones comerciales acorde a lo que ocurrió ayer en el mercado cambiario y dar certidumbre a su red.

Pero a la vez, la marca lanzará desde mañana como promoción hasta el domingo para la venta de sus modelos Cruze, Trucker y la pick up S10 de mantener el precio del dólar a $45, lo que en la práctica significará respetar los precios vigentes hasta el viernes.

Tras las PASO todas las concesionarias suspendieron las facturaciones de sus unidades ante la certeza de que los valores de los 0 km ya no reflejan la nueva situación macroeconómica, y en consecuencia no podían cerrar operaciones sin tener la referencia del precio de reposición que debían afrontar.

Ante el parate obligado de ventas, el resto de las automotrices consultadas expresaban que mañana deberían comenzar a dar los nuevos precios que reflejen el efecto devaluatorio, en un sector que históricamente se movió al ritmo del dólar.

Hasta el lunes, el sector automotriz estaba experimentando una recuperación de ventas a partir de los fuertes descuentos que se podían obtener en vehículos nacionales e importados, lo que explicó el incremento de 36,8% en los patentamientos de julio respecto a junio.

Te puede interesar