Banco Patagonia Marzo 2019

Cómo podés "desintoxicarte digitalmente" en cuatro pasos

Vida y Ocio 11 de marzo de 2019
Acciones simples son la clave entre estar a merced de las pantallas o retomar el control de tu tiempo.
Sueño-500x334

En 2014, se calculaba que Latinoamérica tenía 305,2 millones de usuarios de internet; en sólo cuatro años, la cifra aumentó a 375,1 millones y hoy pasan diariamente un promedio de 156,8 minutos online.

Estos datos son una muestra de que la relevancia de lo digital en la vida diaria es cada vez más innegable. Pero, entre todos los beneficios que conlleva, también surgen algunos problemas para los usuarios: desde problemas en el ciclo del sueño hasta afectar el bienestar emocional y mental, debido al Fear of missing out (“miedo a quedar fuera”, por sus siglas en inglés), el cual representa una angustia por no estar al día.

“Desconectarse, bajar el ritmo y liberarse un poco de la dependencia tecnológica para desintoxicarse del mundo digital no significa ir al extremo de vivir completamente offline, pues la realidad es que internet es necesaria para el trabajo y el estudio, sin mencionar que es una de nuestras principales fuentes de ocio”, aseguró Ana Isabel Sordo, manager de HubSpot.
En ese sentido, la experta definió cuatro buenas tácticas para lograr una efectiva desintoxicación digital sin tener que cerrar todas las cuentas de redes sociales ni exiliarse del mundo virtual.

Establece horarios de desconexión

Si te resulta imposible desconectarte por completo, puedes definir momentos del día en los que te sea más sencillo despegarte de cualquier pantalla. Por ejemplo, antes de dormir o la hora de la comida. Los beneficios de esta desconexión pueden, incluso, ser inmediatos, ya que según un estudio de la Universidad de Maryland, apartarse momentáneamente de la tecnología resulta en mayor concentración y calidad de vida.

Define tus propios límites en redes sociales

En los momentos en que decidas navegar online, administra el volumen de tiempo que dedicas a Facebook, Twitter, Instagram o cualquier otra red social. Ya que tus familiares y amigos conviven en estos sitios, es poco realista salir definitivamente de estas plataformas. Sin embargo, sí puedes limitar los minutos que navegas en ellas y no abusar en la información compartes. 

Apaga tus notificaciones

Sin dudas, el smartphone es nuestro principal medio para seguir anclados al ciberespacio y por tanto son un recordatorio constante para revisar los feeds, correos y pendientes. Para evitar la tentación de voltear a ver la pantalla, ingresa a tus configuraciones y desactiva tanto las notificaciones como el sistema de vibración, para que cuando recurras a tu celular sea porque realmente lo necesitas.

Dale prioridad a tus hobbies

Estar sobreestimulado por la tecnología también es agotador y le resta tiempo a lo que te resulta importante. Por ello, es importante que en días determinados como fines de semana, aproveches  para que tu principal actividad sea retomar tus gustos, pasiones y pasatiempos. Una vez que vuelvas a tu rutina, divide el tiempo que usualmente destinas al ocio online para seguir con tu proyectos personales.

“Hacer este proceso de manera gradual y consciente es el camino hacia un mejor consumo de internet”, agregó la experta. “De esta manera, tus metas son, en general, positivas y fáciles de cumplir. Si encaras una desintoxicación enfocando en la privación completa, como si fuera un castigo, es más probable que regreses a los malos hábitos”, concluye. 

También te puede interesar

 

Te puede interesar